Páginas

17 mayo 2012

Los otros cuerpos



 














Este post es una repetición, lo publiqué a finales del 2010, hoy he querido repetirlo porque la "operación biquini" está en marcha.

Hay una frase que Coco Chanel hizo célebre: "nunca se es demasiado rica ni demasiado delgada", craso error por su parte, hubiera debido mantener la boquita cerrada y dedicarse a diseñar que eso lo hacía divinamente.

Los cánones de belleza han cambiado mucho, lo que a Rubens le parecía el no va más hoy resulta incluso vergonzoso, pero no voy a hablar de las mujeres tipo Rubens sino de lo que, en un plazo relativamente corto de tiempo ha ocurrido, de lo de sustituir como "cuerpazo" a Marilyn Monroe a una mujer casi esquelética con la talla 34.

Los diseñadores de moda que exhiben su mercancía en las pasarelas tienen gran parte de culpa, se escudan en que una talla 34 o 36 es la mujer ideal y que queda mejor en la pasarela pero, claro, una cosa es la pasarela y otra es la pela, esa pela que les hace perder la vergüenza y tener en las tiendas hasta las tallas 48 y 50 porque, por lo general, quien tiene poder adquisitivo para adquirir sus diseños no utiliza una talla 34. Y que conste que, aunque por ética no lo haré, podría citar a más de un diseñador famoso que vende hasta las tallas 48 y 50, tanto españoles como a un famoso italiano.

El no ser nunca "demasiado delgada" causa estragos, principalmente en adolescentes que se toman al pie de la letra el tema de la talla 34 y caen en las garras de la anorexia, esa tremenda enfermedad que las priva de tantas y tantas cosas y que, en muchos casos termina arrebatándoselo todo, hasta la vida. Quisieron ser muñecas y terminaron rotas.

No estoy en contra de los regímenes para adelgazar, entre otras cosas porque muchas veces perder peso significa ganar salud, pero lo que nunca podré aprobar es el vivir siendo esclava de tu cuerpo, el privarse de por vida de los placeres de la buena mesa, el llorar por un helado, el sentirse culpable con sólo mirar un escaparate de una pastelería, el no tomar una copa de vino en una cena, el autoflagelarse por haberse "pasado" un día en una celebración, todo eso y más, yo seré rara, pero jamás lo podré aprobar.

Las hay poseedoras de un cuerpo estupendo, un 90-60-90, algunas porque la naturaleza se ha portado muy bien con ellas, otras porque sus hábitos de vida y alimenticios son muy saludables y consiguen mantenerlos, para ellas chapeau pero, para el resto, pido respeto y comprensión.

No se es más elegante por el hecho de tener un cuerpo estupendo, para nada, la elegancia es otra cosa, es como tener clase, normalmente lo llevas de serie, es saber vestir, saber estar, saber hablar y saber callar, saber qué ponerte en función de tu cuerpo, de tu edad y de la ocasión, es tanto no ir excesivamente arreglada a una merienda en el campo como no ir en chandal a un restaurante, es admitir tu cuerpo y tu edad y sacarle partido, es, hablando de maquillaje, saber que "menos es más", que no se trata de cubrirte el rostro como una máscara sino que es mejor resaltar tus rasgos más bonitos y dejar que se adivine una arruguita que te ha salido por reír y por vivir.

Tampoco se es más sexy o sensual teniendo un cuerpazo, aunque sin duda ayuda. Las hay con un cuerpazo y chabacanas, enseñando demasiado, mal vestidas y ordinarias, apestando a litros de perfume, decepcionando a cualquiera en cuanto abren la boca porque de casi nada saben hablar, sin saber estar ¿qué sensualidad hay ahí aparte del primer impacto visual? y, por contra, las hay muy delgadas o rellenitas con una sensualidad refinada y estilosa. Dejando entrever en lugar de enseñar, resaltando lo más bonito de tu rostro, tu sonrisa, manos y pies bien cuidados, unos cabellos limpios, un perfume sutil o, simplemente, olor a limpio, un tono de voz agradable, maneras suaves, saber estar y buena conversación, son tantas y tantas cosas que pueden tener las humildes poseedoras de "los otros cuerpos" que no creo que deban envidiar a los cuerpazos. Los cuerpazos muchas veces son para una noche, los "otros cuerpos" para las mil y una noches. Por supuesto, es mi opinión, supongo que la de muchos hombres diferirá. 


P.D. La imagen de la derecha es de un desfile, la de la izquierda de una campaña publicitaria que levantó ampollas, ninguna de las dos están ya con nosotros, ambas han fallecido,  nunca estaban "demasiado delgadas".

20 COMENTARIOS:

Rafa Hernández dijo...

Pues tienes razón de que esa Coco Chanel debería haber mantenido la boquita cerrada y no soltar paridas de este tipo, ya que hay gente tan cortita que se deja arrastrar por lo que dicen ciertos personajes. En esto de la delgadez y de mantener la línea, muchas mujeres tenían que tener cuidado, ya que con la salud no se juega, y cuando te das cuentas estás hecha un guiñapo o te puede costar la vida, con la delgadez de los cojones. Las hay tan sumamente delgadas que aunque estén bien de salud parecen el espíritu de la golosina. A mí desde luego las mujeres tan secas ni me gustan. Buen artículo.

Un beso María y cuídate.

Mos dijo...

Vamos a ver, vamos a ver, paisana: Ya sé que llega la operación bikini y hay que darle a la lechuga y al pollo a la plancha hasta aburrirnos pero, qué quieres que te diga, vosotras, las mujeres, tenéis que cuidaros un poquito pero tampoco obsesionarse con los cuerpos y sus kilitos de más. Que seguro que la que es guapa, lo es con una talla más. Eso sí, solo una que si no ya se pasa al desparrame total y no, eso no.
Qué pena tanta anorexia entre las jóvenes y tanta preocupación por no comer. Esto en los tiempos del hambre no pasaba, paisana.
Buen post pero lo mejor es cuidarse sin obsesión y darse algún que otro capricho como ese bizcocho que nos sugerías unos cuantos post anteriores.
Calla, María, calla que tengo unos cuantos kilos de más y me está costando un huevo perderlos. Y me entra una mala leche que no veas. Luego me digo (para mi consuelo) que existe la vida más allá de la talla 44. Leche, nena, si es que ahora vienen los helados y las barbacoas de verano. Y la sangría, y la cerveza fresquita y....

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

chus dijo...

Maris yo tengo una amiga, rubi guapa, alta. Hoy tiene annoresia y esta fea, ni vive ni deja vivir. YO UN DIA LE DIJE no eres justa, hay quien quiere vivir y no puede, pero tu moriras por que quieres, destrozaras a tu familia, pero tu te ves gorda. no sigo porque no puedo con ea actitud. Muakkkkkkk

ion-laos dijo...

Hay que tener como en todo un equilibrio, pero vamos, eso de estar en los huesos...y me da coraje por las nenas y nenes jovencitos que parecen más propensos a estas cosas.

Sabes que te digo? Que me voy a pegar un viaje a la cocina a por chocolate, qué leches!

Besotes!!

Candela dijo...

Tengo una amiga que es bajilla y gordita, pero me gustaría que la vieras, hasta en vaqueros mola porque tiene un estilazo muy fuera de lo corriente y una personalidad arrolladora.

En la Uni, se los llevaba de calle y es una persona feliz, alegre y contenta con su imagen.

Espero que estés mejor aunque ya sé que esta no es buena época.

Besos guapa...

Perlita dijo...

Oye, qué bien dice MOS. Eso de no llegar al desparrame...¡Ja, ja...!
Mi abuela decía que nunca dijeron.¡Qué hermosos huesos...! La delgadez extremada, es fea, fea. En un buen medio consiste la virtud, pero después del trocico de chocolate, bien está un plato de zanahoria rallada que es buena para la vista y para lo que con ella se admira.
Nunca he guardado régimen pero ¡me costaría un trabajo guardarlo...!
Bien pensado, ¿qué es lo sexi? ¿es el mismo concepto de sexi para unos que para otros? Después de haber estado algo pachucha, lo que hay que procurar es estar sana. He dicho.
Muchos besos, Carmen Sabater.

Gala dijo...

Cuanta verdad hay en tus letras.
Personalmente pienso que hay gente enferma por la cosa de la imagen.

La sociedad nos aboca a una primacia de la imagen delgada, todas las modelos tan estilizadas, la ropa que se vende en las tiendas, la moda en general, la cultura del y valga la redundancia el culto al cuerpo...

Desdichados aquellos cuya vida gira entorno a su imagen, a una imagen que proyectan que no es reflejo de su esencia, porque como bien dices las hay gorditas que repatean en estilo a las más estilizadas... pero asi es nuestra sociedad, no salen mujeres talla estandar en la tele, no, las salen de la talla 36 y como mucho 38 y eso ya haciendo excepciones...

Que triste es ver como hay mujeres que con esta obsesión por la delgadez se dejan consumir la vida...

Está claro que la obesidad tampoco es la solución, y no por estética sino por una cuestión de salud, pero si todos pusieramos un poco más de sentido común no habría tanto complejo, porque no nos equivoquemos, somos nosotros mismos los que hacemos que las niñas jóvenes se obsesionen con la talla que utilizan... la hipocresia de la delgadez...

en fin, a mi me pone enferma ver esos cuerpos tan cadavéricos, si a alguien le parece eso sexi, que baje dios y lo vea!

Besitos mi niña... siento no poder llegar más, tengo todo abandonado, hasta final de curso estoy hasta arriba de corregir ejercicios, exámenes y en fin...

Un abrazo grande,desde Girona.

TORO SALVAJE dijo...

Que esclavitud la de tantas personas por culpa de unos sinvergüenzas que no tienen ningún escrúpulo en jugar a la ruleta con su salud.

Besos.

midala dijo...

Tremendas fotos María. A veces jugamos con la salud, sobre todo la gente joven, dejandose llevar por cánones de belleza que establecen los diseñadores y demás idiotas que juegan con la salud de los más débiles que se dejan guiar por ellos.
Millll besitos mi niña, espero que estés mejor

Rosa de los Santos dijo...

Completamente de acuerdo con esta entrada ! Una cosa es cuidar de no pasarse en la alimentación mal sana y otra muy distinta , contar las calorías diarias , jugando un mucho con las necesidades básicas necesarias !! luego estan los dolores de cabeza...dolor de estómago..cansancio..dolores musculares..
besosss,

Natalia Pastor dijo...

El daño que ese canon de delgadez extrema,cadavérica, ha causado -y causa-, en la sociedad es demoledor.
Lo peor es que está tan imbricado en la juventud, que por mucha campaña que se haga y realice sigue latente en el subsconsciente colectivo.
De ahí esa talla 36 que es como el Santo Grial al que toda adolescente aspira.

alp dijo...

Pues yo voy a comenzar mi operación bikini, con unas buenas tostadas de aceite y azucar...zumito..y café..y creo qeu eso es lo qeu me da fuerzas para mantener mi barriguita...un cocotazo a Chanel..jejej, un beso y gracias por tus palabras..me ha encantado...jejej,,MUY DULCES DE CHOCOLATE...

midala dijo...

chorradas de las modas que les comen el tarro a las niñas y las no tan niñas...y así está la sociedad de idiotizada y de enferma, solo pensamos en el fisico, en lo material...en las tonter´ñias y nos olvidamos de lo más importante:vivir nuestra vida libremente y con felicidad.Milllll besitos niña mía, me acordaba de esta entrada.

Evanir dijo...

A saudade,
é um sentimento que
com o tempo traz tristeza,
que com a alma traz esperança,
e que se apoia na amizade.
*Verônica Januário Luz*.
Eu me apoio na sua amizade para
continuar seguindo minha história .
Sua visita e seu carinho me ajuda
a transpor barreiras nesse momemto .
Deus sempre é mais forte que a angústia.
E ele esta sempre presente na minha vida
continuarei levando minhas visitas
da forma que me for possivel
de estar sempre presente .
Não devo e nem posso me isolar das
minhas amizades por ñ estar conseguindo teclar.
Pode haver muitos Amigos em nossas vidas, mais amizades verdadeiras
para mim é para sempre.
Por isso falar sobre problemas , meus sentimentos,
não da soluções para todos os problemas da minha vida, dúvidas ou medos,
mas me ajuda a viver mais feliz.
Agradeço de todo coração pela sua amizade
e seu carinho.
Estou triste por não ser compriendida
por levar cola nas minhas visitas.
Na próxima semana vou fazer uma postagem.
Não tenho duvidas ,que a pessoa que me aborrece tanto
vai sentir vergonha de si mesmo.
Foi esse o motivo do meu afastamento por uma semana
receber mais insultos .
A falta de instrução e educação infelizmente
não tem limites.
Não fique triste comigo por desabafar
ao fazer isso é porque tenho certeza da sua amizade e carinho por mim.
Desesejo um abençoado Final de Semana
paz e luz.
Beijos com saudades.
Evanir..

Manuel María Torres Rojas dijo...

"Puliré mi belleza con los garfios del viento/seré tuya sin forma, hecha polvo de aire..." (Ernestina de Champourcín)

Elsa dijo...

La P.D resume todo. Adhiero mi pensamiento a los comentarios anteriores. Un abrazo.

Rosa Mª dijo...

Mi querida María, ¡qué post tan interesante y profundo!.
Yo fui una de esas adolescentes que estuve en los huesos y siempre pensaba que estaba gorda.
Hoy en día, adelgazo por salud, aunque no dejo de pensar en esa delgadez.
Pienso y creo que el que no se acepte a sí mismo estará a disposición de este caos y de esta sensación de no gustarse a sí mismo.
Lo importate es ACEPTARSE UNO.
Mil gracias María por tan interesante entrada.
Muchísimos besos. Rosa.

Teresa MM dijo...

María , me parece que has elegido una hermosa forma de ayudar a gente que por alguna razón no quiere ayuda,quizás por que ni siquiera sabe que la necesita.

Y yo le doy gracias a Dios por que haya gente como tu.

Un abrazo

ROBERTO ANGEL Merlo dijo...

Hacía mucho que no pasaba por tu blog María, y me alegro de hacer clic en esa María casi desconocida, porque lo has escrito MUY BIEN. Comparto tu forma de pensar, no se puede ser eclavo del cuerpo, es preferible unos kilitos demás, no muchos, aunque haya algunas gorditas que están de rechupete. Los dos extremos son malos, exagerar para lucir un fisico deslumbrante y olvidarse de lo que está dentro de ese cuerpo, sobre todo dentro de la cabeza, y viceversa, ser una super mujer inteligente descuidando su cuerpo.
Recalco tu forma de decirlo, muy buena, dominas el arte de la palabra.
Un saludo cordial y me alegro de haber pasado por aquí.
ROBER

elisa lichazul dijo...

la industria y las mismas mujeres y hombres siguen a voluntad esta extrapolación de belleza ideal

si uno presta atención a lo que en lo común se lee o se habla, no falta quien se ve así misma una vaca de gorda o insatisfecha de su nariz o de su porte y se calza dietas, cirugías y tremendos tacos para parecer lo que otros desean , cero autoestima ni autoconocimiento
siempre siendo borrego manso y entregado
pero a voluntad

la culpa no es del chancho , sino del que le da el afrecho
y acá las mismas mujeres han optado por cánones que van en desmedro de su propia dignidad y salud
la industria puede hacer un tremendo lobbi de marqueting, pero si uno tiene claridad y personalidad fuerte , no se deja invadir ni conquistar

lo digo porque desde que tengo uso de razón estos cánones de anorexia han existido, y yo soy y he sido terca desde siempre, tengo mis propias ideas , y nunca he sucumbido al sistema, ni aún cuando era niña o adolescente, siempre he sido crítica

gracias por tu huella