Páginas

27 diciembre 2011

¿Aznar como demérito?


Hoy, leyendo por ahí la noticia de la toma de posesión de Ana Botella como alcaldesa de Madrid, me han llamado la atención ciertos comentarios que yo considero, como mínimo, insidiosos como el que sigue:

"Una verguenza: sin preparación, sin experiencia y con todo un plantel de despropósitos a sus espaldas.

Su gestion como concejala de medio ambiente de Madrid es cuando menos irresponsable y totalmente irrelevante.

Alguien que viste con pieles, que es capaz de decir que la culpa del Prestige fue "del Barco" y que pone a la Cenicienta como ejemplo de esposa ideal ya que acepta los malos tratos "sin rechistar" va a ser alcaldesa de la capital de España?".

O como este otro:

"Señora Botella, Dñª. Ana. Gobierne la alcaldía lo mejor que pueda y sepa. Su marido dejó el país colgado para irse a vivir la vida muelle, y eso no es servir al país como España se merece. Es aprovecharse del cargo en beneficio propio. Así que deje de copiar a nadie, ni siquiera a su marido, la imitación es un suicidio político. Un saludo y suerte en su gestión como alcaldesa".

Y, leyéndolos, me quedo de piedra viendo la cara dura y la desvergüenza que tienen quienes, con la parcialidad de la ideología, manifiestan sin rubor alguno esas barbaridades y, sobre todo y lo que me parece todavía más importante, sin darle tiempo a que ejerza y, por ende, a que se equivoque y lo haga mal.

Decir que una señora que es licenciada en derecho y que tiene una vasta experiencia en la administración, a resultas de haber aprobado una oposición que podríamos llamar "nada blanda", me parece completamente absurdo, sectario y fuera de lugar.

Como también lo es criticarla por el hecho de vestir con pieles, cosa que jamás he visto hacer con ninguna socialista porque las hay que también las usan, Carmen Alborch, por ejemplo. Porque, le guste o no a mucha gente, el llevar un abrigo de pieles no te convierte en una asesina, como tampoco el comer carne o el llevar zapatos y bolsos de piel. Lo que sí que resulta grotesco es que, para mucha gente, tenga más derechos un visón que un feto humano, eso sí que es censurable, vergonzoso y lamentable. Es más, es indignante que tengan las santas narices de montar un "dos de mayo" y un espectáculo gratuito en las calles con chorradas del tipo "antes desnuda que con pieles" y luego aplaudan que una niña de 16 años pueda abortar sin el permiso de sus padres.

De lo del Prestige para qué hablar, porque la claridad con que la Sra. Botella lo expresó no le valen a mucha gente, en realidad lo que quisieran es que alguien ejecutara a Aznar bajo la acusación de haber bombardeado el barco y así se quedarían tranquilos y, de paso, tenían temita para seguir utilizando un desgraciado accidente con fines electoralistas.

En cuanto a lo de Cenicienta, el aprovechar un comentario suyo en un cuento diciendo lo buena niña que era para decir hasta la saciedad que la Sra. Botella aprueba los malos tratos me parece ya casi una aberración, es decir casi tan malo como que una de la que más la criticó en su momento vaya a visitar al Sr. Otegui en la cárcel mientras presume de ir a misa todos los domingos. No me parece en absoluto la Sra. Botella alguien que se dejara maltratar, me la veo más bien como yo haría dándole un taconazo en los sesos a quien procediera.

Y, por último, que le digan que Aznar dejó el país colgado para irse a vivir la vida muelle y que eso no es servir a España como se merece sino aprovecharse del cargo en beneficio propio no deja de provocarme risa, porque ya es rizar el rizo, es rebuscar para ponerle pegas a lo que no lo tiene y es perfectamente legítimo. Utilizar a Aznar y su gestión como demérito tiene su guasa, reconozcámoslo.

En fin que, a diferencia de muchas otras, la Sra. Botella está sobradamente preparada para el cargo que va a ejercer, cosa distinta será que lo haga bien o no, en cuyo caso habrá que criticarla, pero con hechos, no con juicios de intenciones.

25 diciembre 2011

¿Eres Andy o Lucas?


Llevo desde las 6 de la tarde tragándome el programa de la Campos porque a mi madre le gusta, así que, aunque no soporto el programa en cuestión, los sábados y los domingos lo tengo fijo y no me sirve el recurso de aislarme poniéndome a escuchar música con los auriculares puestos porque, en cuanto me ve con ellos, empieza a hablarme (a repetirme lo que acaban de decir en la tele) y no para hasta que me los quito.

Hoy, aparte de "admirar" una vez más el look de la Sra. Campos, que parece vestida por su peor enemigo, de preguntarme por qué las teles son tan grandes (tengo la teoría absurda de que cuando más grande es la tele más molestan ciertos programas) acaba de entrar la Pantoja, otra que tengo atravesada desde que ejercía de virgen antes de casarse con Paquirri, será porque nunca he aguantado a esas que, a golpe de pecho, criticaban a todo el mundo y luego iban ellas y a los 7 meses de la boda tenían una criaturita de 4 kg. en canal y, encima, como si le importara a alguien, te daban la explicación pertinente diciendo que es que les había subido un pelín el azúcar durante el embarazo y de ahí lo rollizo del bebé.

Pero como todo no iba a ser malo esta tarde, resulta que ha salido también en el programa el cuestión "El Arrebato", un señor simpatiquísimo cara a cara con el que yo metí la pata hasta la ingle. Tampoco es que sea muy raro que yo meta la pata pero este señor se lo tomó con mucho humor.

Resulta que en el hotel que hay enfrente de casa se hospedan muchos artistas y una noche llegamos mi marido y yo a encerrar los coches y, en lugar de subir por el ascensor, salimos de nuevo a la calle por la rampa porque cenábamos fuera y, justo al pisar la acera, me topé con él y a mí, como me sonaba de algo y había oído "campanas" no se me ocurrió otra cosa, ya que casi lo tiro al suelo, que darle un poco de conversación y preguntarle: "oye ¿tú eres Andy o Lucas?, es que yo os escucho ¿sabes?, pero no os distingo" y él miró a mi marido y se pusieron los dos a carcajearse pero me preguntó: "¿entonces te gusta mi música?" y yo le respondí: "anda pues claro que me gusta, ya te digo que yo os escucho" y así siguió el asunto hasta que me preguntó: ¿quieres un autógrafo? y yo, ya mosqueándome y con las alarmas disparadas, le dije: "no, déeeeeeeejalo, es que no llevo papel...".

Resumiendo, que el tío no se tomó a mal que le confundiera con otro y tampoco me sacó del error, el que sí lo hizo fue mi marido, que me dijo lo que me dicen siempre los hombres de mi casa: "tú cada día estás peor, este es El Arrebato ¿cómo se te ocurre confundirlo?", a lo que yo, muy digna, respondí: "¿pero canta o no canta?, ¿veeeeeeeeeeees como yo sabía que cantaba?".



P.D. Que me he equivocado de blog, quería ponerlo en el otro pero como hay dos comentarios ya no lo borro.

22 diciembre 2011

Le he puesto en cuarentena


Creo que debemos a Aristóteles el aforismo que reza: "el hombre es esclavo de sus palabras y dueño de sus silencios", aforismo que el nuevo ministro del interior, D. Jorge Fernández Díaz, parece desconocer.

Y es que lo suyo ha sido llegar y besar el santo, vamos que ha metido la pata a la primera y hasta la ingle porque no puede, bajo ningún concepto, con el caso "Faisán" pendiente y con ETA en las instituciones, decir que el anterior ministerio del interior ha hecho un trabajo ejemplar.

El trabajo ejemplar hubiese sido hacer que el peso de la Ley cayera sobre todos cuantos practican el terrorismo y sobre todos aquellos que lo justifican, sobre todos aquellos que equiparan a víctimas con asesinos. Hubiera sido, también, no "encamarse" con los terroristas, insistir en que deben entregar las armas, pedir perdón, ser juzgados y cumplir sus condenas íntegras, eso es lo que hubiera sido el trabajo ejemplar, lo demás no es digno de loa sino todo lo contrario, es solamente vergonzoso.

Y hoy el Sr. Fernández Díaz le ha hecho un flaco favor a Rajoy porque, segura estoy, habrá mucha gente pensando eso de: "si la cosa va a ir por ahí, devuélvame mi voto". Porque, ni aún en el caso de que quisiera ser políticamente correcto, se puede permitir esas palabras.

Por mi parte, vaya por delante mi más profunda decepción con este señor, vamos que le acabo de poner en cuarentena, por si las moscas.

21 diciembre 2011

Esencia de bergamota


La bergamota es un cítrico, un cruce entre lima y naranja, que, aunque no nos pueda parecer muy común, está presente en muchas de las cosas que utilizamos, por ejemplo en los perfumes y colonias, en forma de esencia.

Y es precisamente de la esencia de bergamota de lo que quiero escribir hoy porque, aunque quizás este blog no os parezca apropiado para ello, no dejará lo que escriba de ser una forma de opinar.

Mis recuerdos de la esencia de bergamota se remontan a estas fechas porque, cuando yo era pequeña, se hacía el turrón en casa y mi madre siempre me mandaba a mí a la farmacia a comprarla porque se la ponía al turrón.

Aunque ya hace muchos años que ella no hace ese turrón, el olor y las imágenes de esos días es una de esas cosas que jamás borraré de mi mente. Recuerdo que la esencia se le ponía al turrón que aquí llamamos coloquialmente "negro" y que, en general, se conoce por guirlache. El ritual era el mismo cada año, a mí me daba mi madre por la mañana un montón de almendras (luego supe que eran de la variedad marcona) y un pequeño martillo y yo me encargaba de romper la cáscara con él, poniendo cada almendra en una tabla de madera, y sacar las almendras procurando no romper muchas.

Luego, cuando terminaba, me mandaba a la farmacia con un frasquito pequeño de cristal y pedía que me lo llenaran de esencia de bergamota y, ya por la tarde, se tostaba un poquito la almendra, se hacía caramelo y se mezclaba todo con miel y un poquito de esencia y después se ponía la mezcla en unas cajitas de madera forradas con un papel para que se enfriara allí.

A pesar de que me encanta la cocina, como apenas me gusta el turrón nunca sentí la necesidad de hacer esa receta cuando mi madre dejó de hacerlo y, aunque hace años llegué incluso a guardar dos cajitas de madera que me regalaron de Antena 3 que, precisamente, contenían turrón y me hubieran venido geniales como molde, sé que jamás llegaré a hacerlo tan bueno o, si lo hago, jamás será como la receta de mi madre.

Y jamás lo será porque ella ya no la recuerda, ni esa receta ni demasiadas cosas porque tiene demencia senil, tiene esa enfermedad tan injusta, pariente cercana del Alzheimer que mató a mi padre, que le hace sufrir y hacer sufrir mucho, le hace confundirme con mi madrina, acusarme de que le robo la ropa interior y te hace, también, sentir hacia ella una ternura infinita y que se haya convertido en la niña de nuestra casa, en algo así como la hermanita pequeña de mis hijos y en mi propia hija.

Así que, por si el olor o el sabor le trae los recuerdos, voy a intentar conseguir la esencia de bergamota y haré el turrón para ella, aunque lloraré mientras lo haga, pensando en lo injusta que es la vida y en que, al igual que mi padre con el Alzheimer, ¿qué ha hecho ella para merecer esto?.

18 diciembre 2011

Nos levantó de los suelos


Se nos marchó esta semana
Manuel Jalón Corominas
aquel que hizo maravillas
inventando la fregona

nos levantó de los suelos
y eliminó cubo y trapo.
Tiradas por tierra, cual sapo,
allí postradas de hinojos,

con un cubo y con bayetas,
el suelo fregaban antes,
siempre como almas penantes,
las sufridas mujercitas

rompiéndose las rodillas
dejando todo brillante
trabajo mortificante
el que les tocaba a ellas.

D. Manuel se merecía
fama, gloria y monumento
mas creo que, en ningún momento,
se le rindió pleitesía.

Digo yo que Miss Pajín
podía hacerle un homenaje
a este insigne personaje
¿o es demasiado trajín

en el B.O.E. ahora publicar
la subvención para un busto?
para mí que sería justo.
"Este consiguió evitar

desde hernias a bursitis"
podría poner en la placa
ahí, en un busto de alpaca,
desafiando la crisis.

11 diciembre 2011

El caso del balón asesinado

Hoy me he levantado pacífica y casi apática, estoy tan cansada que no tengo ni ganas de arrearle al desgobierno (¿estaré enferma?, más todavía, quiero decir), así que como me apetece descansar de ello y voy a contar una anécdota que me ocurrió cuando mis hijos eran pequeños.

Uno de ellos dejó un día un balón fuera del sitio que tenían para guardarlos, el dichoso balón parecía que se multiplicaba, fueras por donde fueras te encontrabas con él y te tropezabas y a mí, que entre mis innumerables defectos se cuenta el de ser una maniática del orden, me ponía muy nerviosa.

Yo avisaba: "nene, guarda el balón este en su sitio que voy a terminar tirándolo", y el nene ni caso y el balón varios días dando tumbos por toda la casa, hasta en un baño me lo llegué a encontrar un día.

Tengo mucha paciencia, hasta que llego a un punto en que parece que me tocan el interruptor y ahí ya no hay marcha atrás, entonces me convierto en un volcán en erupción y hablo y actúo lo que haga falta y un poco más de propina.

Y con el balón pasó eso, que llegó el día que me cansé y, después del enésimo tropezón con él y de haberle dicho por activa y por pasiva que lo pusiera en su sitio, lo cogí con mucha parsimonia, me lo llevé a la cocina, saqué un cuchillo jamonero y lo maté, al balón, claro, no a mi hijo.

Con cada furiosa "puñalada" que le daba al balón notaba como me iba relajando, me sentó divinamente "matarlo", lo hice con alevosía y todo, lo confieso y hasta lo recomiendo, es el summum del relax.

Esto, claro está, lo lee un psiquiatra y me saca Dios sabe qué, pero a mí me relajó muchísimo y, de hecho, no descarto repetirlo.

Mi hijo me miraba atónito, no daba crédito a lo que estaba viendo pero, eso sí, no hubo otro balón más fuera de sitio.

Y la "poesía", aunque ya la había publicado la añado porque le viene al pelo:


(Perdóname Espronceda)

Con diez remaches por banda,
mango en ristre, todo acero,
no corta el pan, sino capa
un cuchillo de postín.

Puñal casero que llaman,
el jamonero, El Temido,
en cocinas conocido
del uno al otro confín.

La carne al verlo ya tiembla ,
lo del jamón ya es espanto,
y, al sentir su movimiento,
de rojo pasan a azul;

y está María en la cocina
cantando alegre una copla
pan a un lado, al otro sopa
y allá a su frente el Red Bull:

"Tú corta, cuchillo mío
sin temor,
que aquí nada tendrá alivio
ni el pescado, ni la caza
tu corte a torcer alcanza,
sucumbirán sin honor".

Veinte pollos
hechos trozo
el despojo
de las aves
ya lo han comido
los canes
fieras fieles
a mis pies.

Que es tu filo mi tesoro,
mi dios tu agresividad,
mi ley, tu fuerza y mi tiento
mi única obsesión, cortar.

Allá muevan feroz huelga
ciegas aves
por un poco más de vida
que yo aquí tengo tu filo,
¡cuanto impulsa él mí brío!

Y no hay presa,
sea cualquiera,
ni pequeña
ni mayor
que no tema
a mi cuchillo
ni a mi odio cegador.

Que es tu filo mi tesoro,
mi dios tu agresividad
mi ley, tu fuerza y mi tiento
mi única obsesión, cortar.


A la voz de "¡María viene!"
es de ver
como tiembla y se previene
a echando leches marchar;
más soy reina de ordenar,
y mi fuerza hace ceder.

En las casas
siempre ordeno
y organizo
por igual;
yo pretendo
por belleza
la elegancia
natural.

Que es tu filo mi tesoro,
mi dios tu agresividad,
mi ley, tu fuerza y mi tiento,
mi única obsesión, cortar.

¿¡Sentenciada está mi suerte!?
Yo sonrío
no me pillará la muerte,
y a ese que me condena,
ataré con mi cadena,
quizás llore su extravío

Yo no caigo,
¿qué es mi vida?
Por ganada
yo la di
cuando el jugo
del malvado
como un lobo
me bebí

Que es tu filo mi tesoro,
mi dios tu agresividad,
mi ley, tu fuerza y mi tiento,
mi única obsesión, cortar.


Son tus cortes lo mejor,
mis nortes,
el sonido y el temor
que provocas en capones,
en esos necios hinchados,
con el rugir de tus cortes.

Y tu ruido,
bello cual canto
de Castrato
al despertar,
me relajo
aplacada,
preparada
para amar.

Que es tu filo mi tesoro,
mi dios tu agresividad,
mi ley, tu fuerza y mi tiento
mi única obsesión, cortar.

08 diciembre 2011

Si Fofó levantara la cabeza...


Si Fofó levantara la cabeza se volvía a morir, nada más y nada menos que tenemos a la lumbrera de Elena Valenciano y sus secuaces intentando cambiar la letra de una de sus canciones, porque es sexista y a la niña no hay que mandarla a fregar, hay que mandar al marido, al tío asqueroso ese que parece ser que piensan todas estas imbéciles que es el hombre.

Así que, previo paso por taquilla, que para eso ella es de izquierdas pero no tonta en materia económica como decía Víctor Manuel, la muchacha se ha propuesto cambiar desde la canción de Fofó hasta el himno de Andalucía, sin pararse a pensar que Fofó tenía gracia y por algo era payaso y que ella maldita la que hace aunque no para de hacer el payaso.

Pero hoy, como estoy magnánima, le voy a dar unas cuantas ideas basándome en las canciones de Fofó y los payasos:

1) Canción "La familia":

Original:

Mi familia,
sí señores
somos músicos de honores
y tenemos
una orquesta...

Versión para Elena:

Mis colegas,
sí señores
somos tontos los cohones
y tenemos
una secta...

2) Canción "Había una vez un circo":

Original:

Había una vez un circo
que alegraba siempre el corazón
lleno de color, mundo de ilusión,
pleno de alegría y emoción...

Versión para Elena:

Montaron una vez un circo
que encogía siempre el corazón
quitando el color del mundo de ilusión
barriendo la alegría y la emoción...

3) Canción "El auto de Papá":

Original:

El viajar es un placer
que nos suele suceder
en el auto de papá
nos iremos a pasear...

Versión para Elena:

Maquinar es un placer
que nos suele apetecer
en el país de ZP
iremos a jorobar...


4) Canción "La Gallina Turuleca"

Original:

Yo conozco una vecina
que ha comprado una gallina
que parece una sardina enlatá

Tiene las patas de alambre
porque pasa mucha hambre
y la pobre está todita desplumá...

Versión para Elena:

Yo conozco a una camarilla
que dejaron la gallina (España)
que parece una sardina enlatá

Tiene las patas de alambre
porque pasa mucha hambre
y la pobre está todita desplumá...

En fin, que como alguien no le ponga coto a los desmanes de esta señora, dentro de poco no sólo la niña no planchará sino que Susanita será Susanito y en lugar de ratón tendrá rata. Yo, de vivir en otro lugar, hasta me preocuparía porque aquí tenemos un jardín dedicado a Fofó y, visto lo visto, por machista procedería como mínimo dinamitar la estatua, cambiarle el nombre y adjudicárselo a alguna hermanita de la caridad tipo Carillo, aunque igual como su partido por aquí está en vías de extinción hasta salvamos el parque.

02 diciembre 2011

¿Patrimonio de la humanidad?


Ayer leí la última chorrada de estas feministas recalcitrantes que se empeñan en meternos a todas en el mismo saco de imbecilidad en el que ellas están inmersas.

Esta vez ha sido Carmen Alborch, senadora del PSOE, quien durante la inauguración de un busto de Clara Campoamor en León se ha despachado con la idea de que el feminismo debería ser declarado "patrimonio democrático de la humanidad".

Para mí, insisto una vez más, el feminismo tal cual lo entienden es una imbecilidad como una catedral de grande y es, a mi juicio, una forma de denigrarnos a las mujeres porque, afortunadamente, no todas queremos tener algo que cuelgue entre las piernas ni, por el hecho de no tenerlo, nos consideramos inferiores o impelidas a entrar en una hipotética guerra contra los hombres.

Somos físicamente diferentes de ellos y punto, es que no hay más, a estas alturas de la película es tremendamente absurdo el estar erre que erre a cuestas con el feminismo porque simplemente no ha lugar, y lo que realmente debería preocuparles y avergonzarles es el que muchas mujeres ocupen cargos para los que no están en absoluto capacitadas por el simple hecho de formar parte de una cuota, por reírle las gracias al iluminado de turno, debería preocuparles considerar un "logro" el que una niña de 16 años pueda abortar sin el consentimiento de sus padres, el considerar en sí mismo el aborto como una libertad porque no lo es en absoluto, es lo mismo que si pudieras cargarte al vecino legalmente porque hace ruido y te molesta.

Y, con esa manía que tienen de decir frases grandilocuentes carentes de sentido, afirmaba también la Sra. Alborch que tanto el feminismo como el socialismo dan las claves para interpretar el mundo, así como si el mundo fuera una partitura y sólo fuesen capaces de arrancar la música correspondiente todas estas que parece que odian a los hombres pero, por otra parte, le babean al tonto de turno que las pone de ministras o senadoras de cuota, que les da los medios para llenarse el bolsillo a base de decir tonterías, tantas que a veces pienso si no tendrán un plus por ellas porque, honradamente, no me entra en la cabeza que a una persona a la que se le presupone una formación mínima para acceder a un puesto de responsabilidad sea capaz de paridas semejantes.

Yo es que ni le veo la gracia a ir hecha una machorra y de mala leche perpetua con cara de querer capar a todo hombre que se ponga por delante por ser, supuestamente, el enemigo natural de la mujer ni se la veo tampoco a querer imitarles a ellos, a mí me ha encantado toda la vida presumir de feminidad, que me abran la puerta, que me lleven el peso y que me digan que qué guapa voy ¿soy por ello rara?.

29 noviembre 2011

Presunto II


En los últimos días, con la supuesta implicación de Urdangarín en una trama de corrupción que, por descontado, espero que se investigue debidamente y que, de resultar cierta su implicación como todo parece apuntar, se le juzgue y no se vaya de rositas parece que se están recrudeciendo los ataques a nuestra monarquía.

Por mi parte, siempre he considerado a nuestro Rey como una especie de relaciones públicas muy bien pagado y, también, como una especie de último recurso por si todo falla, algo así como lo que, a mi juicio, pasó la noche del 23-F, el salir a dar la cara y decir un "aquí estoy yo y esto no se mueve".

También me gustó mucho de él aquel "¿y por qué no te callas?" dirigido a Chavez, porque es que alguien tenía que decírselo y, por lo visto, ninguno se atrevía. Así que, con independencia de la oportunidad o no, de si estaba o no legitimado para decírselo, a mí se me "rieron los huesos" al oírselo y, aunque imagino que aquello sólo fue un impulso por su parte, no pude por menos que decir para mí: "olé tus cojones".

Aún a sabiendas que la monarquía es algo que está así como "demodée", tampoco entiendo los ataques continuos de cierto sectores a la nuestra en particular y a la monarquía en general, máxime cuando de esos mismos sectores no sale una palabra en contra de lo que yo llamo las otras monarquías, de las monarquías absolutas de izquierdas que, disfrazadas de democracia, existen en ciertos países con el beneplácito y los parabienes de toda la progresía que critica a las otras.

Y, aunque no tengo por costumbre (porque no pago impuestos allí y considero que no debo) citar o criticar a ningún otro país que no sea España, hoy citaré dos a título de ejemplo: Cuba y Corea del Norte, cuyos dirigentes y familia se han perpetuado en el poder al más puro estilo de una monarquía absoluta, pasándose las libertades y los derechos humanos por el forro de los cataplines, y a los que todo este sector no critica. A Cuba porque el amiguete Fidel es la leche para según quién y a Corea del Norte supongo que porque no hay huevos.

Pero, volviendo a Urdangarín, creo que le está haciendo un flaco favor a la monarquía con su ambigüedad porque si es inocente debería dejarlo claro cuanto antes, y si es culpable reconocerlo y someterse al dictamen de la justicia; el suyo es un caso de los que no admiten ni demora ni silencio porque el prestigio que se cuestiona y prejuzga no es sólo el suyo, hay mucho en juego.

Por otra parte y para terminar, diré que con el asunto de la corrupción España se está poniendo peor que los establos de Augías y nos va a hacer falta un Hércules para limpiarla y, por hacer un símil, abrirla en canal y dejar que corra el agua de los ríos por ella.

28 noviembre 2011

Presunto


Pepiño se ha pronunciado
dice con toda su audacia
que él aún no tiene constancia
de que el fiscal ha pedido

que se abra un procedimiento
por su presunto delito
ahora está cual corderito
habla poco y mucho tiento

la dimisión ni la nombra
¿será porque la ahora es la suya
que ha dejado de meter puya?
yo ya no veo ni la sombra

de aquel gran castigador
que fue de Camps el azote
de aquel que, en plan sacerdote,
le gritaba al pecador

en el púlpito subido
él, que delitos veía,
ahora sólo ve falacia
y está el pobre muy dolido

en el sillón encogido
exigiendo su derecho
sin acordarse del hecho
de que él no lo ha concedido

a otros presuntos "corrutos"
que él no pensó que los padres
de sus ahora cofrades
tendrán sus corazoncitos

e igual sufrían por sus hijos
cuando, sin ser imputados,
por Pepiño eran juzgados
y en público condenados.


Y Zapatero ni mú.

27 noviembre 2011

Vengo a tomar el relevo


Vengo a tomar el relevo,
que mi mami está cansada,
se está quedando agotada
de arrearle a Zapatero.

Y, como da para tanto,
la pobre está que no vive
de ver a España tan grave
la situación es de espanto

el culpable sólo es uno
el de la eterna sonrisa
el que ahora no tiene prisa
en dejar pasar el turno

es el que al sillón se aferra
rodeado de sus nenas
que, tan generosas ellas,
no dejarán ni una perra

en las arcas del Estado
subvenciones están dando
y el futuro hipotecando
¡descontrol ilimitado!

mas la cosa tiene gracia
o al menos se la ven ellos
pues se le muy contentos
en medio de la desgracia

¿será cosa del talante?
yo tengo que averiguarlo
y pienso tirar del hilo
ya de hoy en adelante.

P.D. Gusanín es mi alter ego, es el nick que tengo para hacer un poco el payaso en el otro blog, surgió porque me dio por escribir de manzanas y alguien me dejó un comentario diciéndome que, de tanta manzana, iban a salir gusanos en el blog. Y yo, que reconozco que soy de las que "si no quieres caldo tres tazas llenas", le creé y, poco a poco, le dimos vida propia. Ahora lo voy a poner serio y escribirá aquí, porque sí, porque Zapatero se merece cualquier sacrificio.

Fdo. María.

26 noviembre 2011

Vidas paralelas





Como todo el mundo sabe, "Vidas Paralelas" es una obra de Plutarco en la que, entre otras cosas, contaba que Julio César repudió a su mujer, Pompeya, por el hecho de que Publio Clodio, un jovencito, estaba enamorado de ella y se introdujo en su casa disfrazado de mujer para participar en la fiesta de la Buena Diosa, dedicada sólo a las mujeres, e intentar seducirla.

Julio César, a pesar de estar seguro de que ella no había cometido ninguna infidelidad, la repudió con la frase: "La mujer del César no sólo tiene que ser honesta, también tiene que parecerlo" y se divorció de ella para, a continuación, casarse con Calpurnia que era 20 años más joven que él.

Si no me falla la memoria, Plutarco hizo el paralelismo entre Julio César y Alejandro Magno y una de las coincidencias entre ambos era su tendencia a la superstición, cosa bastante normal por la época porque prácticamente no se hacía nada sin tener en cuenta los respectivos oráculos.

Dicho lo cual, y aprovechando que Plutarco lleva mucho tiempo muerto y no me puede reñir, hoy me voy a permitir meter a un tercero en discordia y voy a hacer un paralelismo entre Julio César, Alejandro Magno y Zapatero. Por no aburrir, lo haré solamente con cuatro conceptos:

1) Profesores/ mentores:

a) Alejandro Magno: Aristóteles.

b) Julio César: Marco Antonio Grifón (retórico alejandrino).

c) Zapatero: Maragall, Trinidad Jiménez, Blanco, Caldera, Solchaga y Guerra ( in extremis y previa puñalada a Matilde Fernández).


2) Carrera política:

a) Alejandro Magno: Rey de Macedonia (por nacimiento) y gran conquistador.

b) Julio César: De Procónsul a Dictador y Emperador (Previo paso del Rubicón).

c) Zapatero: Presidente por accidente.


3) Principales logros y/o actuaciones:

a) Alejandro Magno: En tan sólo 13 años que duró su reinado, sometió a los persas y conquistó una cantidad ingente de territorios. Difundió la cultura griega por todos ellos y fue un gran promotor de los estudios, tanto para los jóvenes griegos como para los procedentes de territorios conquistados. Nada más acceder al trono (a los 20 años y tras el asesinato de su padre) mandó ejecutar a todos los conspiradores y traidores de su patria.

b) Julio César: Aparte del éxito de su política colonizadora, luchó contra la corrupción administrativa. Eliminó la Collegia política que, entre otras cosas, se dedicaba a comprar votos. Dobló el sueldo a los soldados. Mandó hacer bibliotecas. Fue capturado por piratas, les exigió que pidieran por él más rescate del inicialmente pedido y les prometió colgarles de los palos de su nave, cosa que cumplió en cuanto fue liberado.

c) Zapatero: Ruina de España. Eres, gasolineras, etc.. Terroristas en las instituciones. 5.000.000 de parados. En España se pasa de curso en bachillerato con 4 suspensos (artículo 14.2 del Real Decreto 1467/07). Aborto libre. Le ha pagado a cuantos piratas o terroristas han querido extorsionar a España...


4) La historia le define/definirá:

a) Alejandro Magno: Gran conquistador y protector y difusor de la cultura.

b) Julio César: Gran estratega, magnífico orador y escritor.

c) Zapatero: Iluminado.

Resumiendo, que Alejandro Magno y Julio César eran megas, o sea grandes, y Zapatero megalómano.

25 noviembre 2011

A Elena ya no le pegan


Hoy es el día internacional contra la violencia hacia la mujer y, al respecto, quiero decir dos cosas y contar una historia real:

1º: No podemos, bajo ningún concepto, olvidar que no sólo las mujeres son maltratadas, que son muchos los hombres que también sufren maltrato, tanto físico como mental y que, a muchos, se les maltrata de la peor forma posible: "Con denuncias falsas y quitándole a sus hijos" y, por derivación, se está maltratando a esos niños quitándoles la posibilidad de crecer con su padre.

2º: El que este día se llame "Violencia hacia la mujer" a mi juicio no beneficia a la mujer en absoluto, es otro tipo de discriminación positiva que, a estas alturas del siglo XXI, deberíamos eliminar porque, si bien es cierto que la mujer sufre más violencia, los hombres no están exentos de ella por lo tanto, y siempre a mi juicio, debería llamarse "Contra la violencia".

Y la historia es la vida real de una amiga que, por descontado, no se llama Elena:

Mi amiga Elena es una de esas mujeres que cualquier hombre en su sano juicio querría para sí, es guapa, trabajadora, cocina de maravilla, cose todavía mejor, siempre impecablemente arreglada y dispuesta para lo que sea, derrocha simpatía y un largo etc.

Estando en el instituto empezó a salir con Valerio, estuvieron saliendo un año y luego lo dejaron y ella empezó a salir con el que luego sería su marido y casi su verdugo.

Los maltratos empezaron al volver de la luna de miel, el marido es de esos que son guapos y se lo creen y es el chulo y el hijo de puta más grande que haya parido madre.

La maltrataba con golpes, con palabras y con dinero, más bien con la carencia de é,l porque el muy cerdo tenía un trabajo muy bien remunerado y jamás le dio dinero ni para comprar comida. Ella vivía cerca de casa de mis padres y nadie se explicaba que trabajara tanto, cosiendo, limpiando casas ajenas, lo que surgiera porque, aparentemente, no tenía necesidad. Iba siempre impecablemente vestida y maquillada, la ropa se la cosía ella, el maquillaje le tapaba las marcas porque, aunque él procuraba no tocarle la cara y le pegaba con toallas mojadas en la mayoría de las ocasiones, a veces, cuando iba borracho porque también bebía, le marcaba la cara. También la humillaba hasta lo indecible, le decía inútil y puta reiteradamente entre otras lindezas, él jamás llevó cuernos pero se merecía unos más grandes que los de un ciervo.

Elena aguantó 20 años, durante los que tuvo 3 hijos, y, finalmente, reunió el valor para separarse y lo consiguió con dinero y una estrategia: "Puso una denuncia por malos tratos para que él no cumpliera su perenne amenaza de denunciarla por abandono de hogar y no le quitaran la custodia del hijo que todavía era menor de edad, renunció absolutamente a todo, se fue a un piso de alquiler con una mano detrás y otra delante y muchas ganas de vivir y de recuperar su dignidad y, luego, en un último acto de generosidad y habiendo conseguido ya el divorcio y la custodia del menor a cambio de que él se quedara con todo, quitó la denuncia por malos tratos para que el padre de sus hijos no fuera tachado de maltratador, de lo que siempre fue".

Vivió 20 años de terror, en las pocas ocasiones en las que habla de ello cuenta que, incluso por la forma de meter la llave en la cerradura, ella sabía si ese día le iba a pegar o no, tanto llegó a conocerlo, a temerlo y a acostumbrarse a la rutina del maltrato.

Pero la vida de Elena dio un giro una vez separada de su maltratador, un día se encontró cara a cara con Valerio, quien llevaba dos años separado, y empezaron a hablar, siguió un café, otro día una llamada y, poco a poco, les resucitó el amor adolescente que, en su día, tuvieron. Porque eso es lo que tienen, en los 8 años que llevan juntos están viviendo una segunda adolescencia, se les ríen los huesos juntos, se besan y se acarician a cada momento, Valerio le dice continuamente las cosas más bonitas que se le puedan decir a una mujer. Por ella ha instalado incluso un pequeño gimnasio en la casa que tienen en el campo y ha perdido parte de su tripa cervecera. Elena fue durante 20 años una víctima y ahora lleva 8 años siendo una reina y no hablo de cosas materiales, que a ella no le importan aunque también se las ha proporcionado, sino de ser la reina de Valerio.

Ambos han confesado que, en el fondo, jamás se habían olvidado y que cuando, de tarde en tarde se cruzaban y se saludaban con una leve inclinación de cabeza, sentían un pequeño cosquilleo. Yo estoy convencida de que Dios les tenía reservado el estar juntos.



P.D. Perdonad si no os comento pero ahora, aparte de considerar muchos de mis comentarios como spam, he perdido la lista de lectura (Estoy que me tiro de los pelos).

24 noviembre 2011

Los nuevos señoritos


Hoy, con la penúltima cacicada de Griñán, quien pretende que los actuales alcaldes no puedan presentarse a las autonómicas, en palabras de "El País" (que está desconocido últimamente) "El PSOE priva a Arenas del gancho de sus alcaldes en las andaluzas", me ha venido a la memoria lo siguiente que publiqué hace tiempo en el otro blog y lo reproduzco de nuevo aquí:

El "Señorito andaluz" es una de esas figuras entre tópica y típica, admirada y envidiada por unos, denostada y criticada por otros, pero nunca indiferente.

Es el cacique terrateniente y también el venido a menos que, a pesar de todo, mantiene su "modus vivendi" en cuanto a apariencia pública se refiere y que igual en su casa las pasa canutas pero en la calle sigue dando imagen. Es el mujeriego y juerguista empedernido muchas veces, el jaranero y el desocupado, el que nos imaginamos recorriendo los campos a caballo y en una caseta de la feria de Sevilla bebiendo manzanilla y rebujito con tapitas de Jabugo.

Es, también, el que creíamos una especie en extinción con la llegada de la democracia y del PER pero resulta que no, que llevamos tiempo asistiendo al nacimiento de una nueva casta del señorito y, esta vez, no les viene de casta sino de la política porque tenemos una clase política un poco atípica.

O, al menos, sus actos son atípicos para sus ideas porque de verdad que no deja de ser chocante ver a quienes se les llena la boca de igualdad, de justicia social y toda esa parafernalia que sueltan todos los políticos y, de pronto, plasssssss, te topas con una foto de esos políticos en plena supermariscada con cargo a la administración, por supuesto, y ahí es cuando tú dices: "¿Oye pues no es este es el que dice luego en campaña eso de la tierra para los trabajadores y todo ese bla, bla, bla?. Y, claro, se te rompen los esquemas y dices "No, hombre, no, este es uno de esos nuevos señoritos, uno de esos sin casta pero señorito al fin y al cabo".

Y es que lo bueno nos gusta a todos y la tentación de ser "Señorito" es tan grande que muy pocos se resisten pero, en cualquier caso, el nuevo "señorito" es uno al que Machado jamás le dedicaría eso que Cantó Serrat (Yo como Sara Carbonero, jaja) de:


Al fin, una pulmonía
Mató a Don Guido, y están
Las campanas todo el día
Doblando por él: din, don!
Murió don Guido, un señor
De mozo muy jaranero,
Muy galán y algo torero;
De viejo gran rezador.

Dicen que tuvo un serrallo
Este señor de Sevilla;
Que era diestro
En manejar a caballo,
Y un maestro
En refrescar manzanilla.

Cuando mermó su riqueza
Era su monotonía
Pensar que pensar debía
En asentar la cabeza
Y asentóla
De una manera española,
Que fue a casarse con una
Doncella de gran fortuna.

Y repintar sus blasones
Hablar de las tradiciones
De su casa,
A escándalos y amoríos
Poner tasa,
Sordina a sus desvaríos.
Gran pagano
Se hizo hermano
De una santa cofradía;
El jueves Santo salía,
Llevando un cirio en la mano
--aquel trueno--
Vestido de nazareno.

Hoy nos dice la campana
Que han de llevarse mañana
A buen Don Guido muy serio
Camino del cementerio.
Tu amor a los alamares
Y a las sedas y a los oros
Y a la sangre de los toros
Y al humo de los altares.
Oh fin de una aristocracia!

La barba canosa y lacia
Sobre el pecho;
Metido en tosca saya
Las yertas manos en cruz;
Tan formal!
El caballero andaluz.

23 noviembre 2011

Cuando dejé de ser yo


Decía Schopenahuer que la capacidad de sufrimiento del ser humano es ilimitada; yo hoy tomaría su frase y la cambiaría ligeramente y diría que la capacidad de adaptación del ser humano es ilimitada, lo sé por experiencia propia porque, a veces, te cambia bruscamente la vida y no te mueres por ello, sigues viviéndola aunque de otra forma y sigues buscando ilusiones nuevas y te adaptas a un "modus vivendi" que no has elegido sino que te ha venido impuesto y del que no puedes escapar.

Hoy hace dos años que dejé de ser yo, el yo completo que era antes para convertirme en un sucedáneo. Fue duro, yo tenía diagnosticada fibromialgia desde hacía ya 5 años pero, excepto algunos días tontos esporádicamente, podía hacer una vida normal.

Pero un día, exactamente el 23 de noviembre del 2009, llegó ella de nuevo con una fuerza inusitada y, en lugar de quedarse de visita unos días como hacía antes, se quedó a vivir conmigo, para controlarme y cambiar mi vida, para inundarme de dolor, para inutilizarme casi por completo y para jorobarme a cada instante y enseñarme a prescindir de casi todo, para, aunque eso no lo ha conseguido ni lo conseguirá jamás, hacerme pensar que ya no sirvo para casi nada.

Ella pasó a formar parte de mí y decidió que ya no íbamos a conducir, con lo cual yo pasé de (como me decía mi madre) ir con el coche hasta al cuarto de baño a no poder tocarlo y que me tengan que llevar a todos sitios. Ella me quitó algo tan maravilloso como es el no depender de nadie para nada, me quitó el poder entrar y salir cuando quisiera, me quitó el poder trabajar, me quitó el poder ir a hacer la compra, el irme de fiesta, el cruzar las piernas y el plancharme el pelo. Luego, para "rematar la faena", llamó a algunas de sus amigas y también me toca luchar con ellas.

Me ha quitado tanto que, si no fuera porque los tengo mejor puestos que ella, estaría hundida en una profunda depresión, llorando por todo lo perdido, por lo que ella piensa que ya no volveré a tener, por lo que cree haberme arrebatado definitivamente.

También me ha dado cosas, me ha dado el dudoso honor de ser una especie de cliente VIP de la farmacia, de conocer muchos médicos, de "amortizar" mis cotizaciones a la Seguridad Social y, aunque supongo que esto me lo ha dado involuntariamente, me ha dado la fuerza necesaria para amar la vida viviéndola de otra manera, para comprender que igual casi todo de lo que disfrutaba antes es prescindible y para valorar más lo que tengo o lo poco que puedo hacer.

Pero lo que ella no sabe es que algún día, aún no sé cómo ni cuando, la echaré de mi vida y retomaré el control y, entonces, volveré a ser yo, yo al 100% y volaré con las alas que ahora tengo rotas porque, como bien decía Nietzsche: "Quien tiene un por qué para vivir encontrará casi siempre el cómo" y yo lo tengo.

21 noviembre 2011

No ha sabido ni irse


El gran ausente de la pasada noche electoral ha sido el máximo responsable de la debacle, el Sr. Zapatero. El que tan pocas luces y tan pocos arrestos tiene que ni fue capaz anoche de salir y dar la cara junto al candidato de su partido que acababa de perder las elecciones.

El tío se quedó escondido como si la cosa no fuera con él, vive y ha vivido durante estos más de siete años en otra dimensión, actuando por caprichos y por impulsos, diciendo frases grandilocuentes y vacías de contenido y, sobre todo, riéndose.

Y yo no creo que el hombre se ría porque es de natural cariñoso, este se reía de todos nosotros, y a las pruebas me remito porque la última noche se ha reído hasta de los suyos no dando, una vez más, la cara. El muchacho estaba en su despacho probablemente pensando en hacer alguna gorda antes de su marcha definitiva, en lugar de salir, asumir su responsabilidad, y declarar que organizaba a partir de hoy mismo el traspaso de poderes, que esa es otra porque, a no ser que cambie de opinión, tendrá el pompis pegado al sillón hasta el último día que establece la Ley.

Nunca creí que pudiera darme Rubalcaba algo parecido a pena, pero anoche me la dio viéndole ahí más solo que la una sin el respaldo que, por lógica, hubiera debido tener de los anteriormente llamados "barones" del PSOE y, sobre todo, de Zapatero, quien en definitiva es el máximo responsable de la situación actual en España. Lo ví como falto de los mimitos que le prodigaban el otro día.

Luego, haciendo un repaso mental de mis recuerdos hacia otros presidentes salientes, me vino a la memoria Suárez con la situación a la que se tuvo que enfrentar cuando el golpe de estado y las pelotas que demostró tener, junto con el que era en ese momento ministro de defensa, Gutiérrez Mellado, de pie, mirando al frente y con dignidad y unas filas más atrás Santiago Carrillo y, la verdad, no pude por menos preguntarme qué hubiera hecho Zapatero ante una situación así. La imagen que me vino casi que mejor que no la narro.

18 noviembre 2011

La culpa fue del Cha, cha, cha


Si hay algo que echo de menos en estas dos legislaturas que se acaban es que ni Zapatero ni ninguno de sus ministros han culpado de nada al Cha, cha, cha.

Y mira que me extraña porque, estadísticamente hablando, debió llegar un momento en que, emulando a Gabinete Caligari, le tocara al Cha, cha, cha ser culpable de algo, como mínimo de, como dice la canción, de volverse caraduras.

Hoy una vez más Elena Salgado, asomada al balcón del escote que diría la canción y que para España más que balcón es el precipicio económico en el que nos sostenemos con sólo un pie, ha culpado a alguien del aumento de la prima de riesgo. En esta ocasión le ha tocado a Reuters como le podía haber tocado al pollo, a Aznar, a la lluvia o a la foca monje, el caso es echar balones fuera y (parafraseando de nuevo la canción) "haciendo frente a la situación con torería y valor".

Y yo, aprovechando que mañana seré prudente y no escribiré nada del gobierno saliente, no me quedo hoy con las ganas de preguntarme en voz alta el por qué Zapatero no creó el "Ministerio de la Imaginación", o "El Ministerio de buscar culpables" porque, nobleza obliga, hay que reconocer que a quitarse el muerto de encima no les gana nadie y a inventar tampoco porque, a las pruebas me remito, han inventado palabras (corruto, por ej.), le han cambiado el género a otras (miembra), han intentado cambiarle el sexo al PIB (Pajín, sic: "el PIB es claramente masculino..."), le quitaron al oro la categoría de valor refugio (Solbes, con sus disparatadas ventas que nos han costado un riñón), han hecho descubrimientos "dignos" de un Nobel de economía (El dinero público no es de nadie, Carmen Calvo dixit) y un etc. tan largo que no tendría fin.

Pero, recapacitando y "otorgando el plazo de la duda", que no de la deuda como decía nuestra ilustrada ministra, pienso que en realidad no nos podemos quejar absolutamente de nada del gobierno saliente porque, a ver, seamos sinceros: ¿alguien sabe de algún otro país que tuviera el gran privilegio de mantener "encuentros interplanetarios" como el nuestro?.



P.D. Llevo días con problemas con mi cuenta, primero me la anularon por una supuesta actividad excesiva, luego la recuperé y ahora la mayoría de mis comentarios los detecta el sistema como spam y no los publica. Si a alguien le ha hecho mi cuenta alguna trastada lo siento, pero me declaro inocente de lo que sea.

17 noviembre 2011

Dicen que son novios


Viendo las imágenes de la Chacón y Rubalcaba prodigándose mimitos ante el público de señoras extasiadas, a punto de mojar el salva slip o la Tena lady, me doy cuenta, una vez más, de lo borde que soy y de la mala leche que tengo.

Porque juro que he pensado mil cosas y ninguna buena o, al menos, ninguna "políticamente correcta" y, como muestra, citaré algunas:

1º.- ¡Qué cara más dura tiene la Chacón después de sus declaraciones de ayer, dándole la puñalada trapera preventiva a Rubalcaba, de estar hoy haciéndole mimitos!.

2º.- ¿Cómo tienen la desfachatez necesaria para estar ahí riéndose mientras la prima de riesgo superaba los 500 puntos, cosa que, sin entrar en otros considerandos, supone el pago de más de 36.000 millones de euros anuales en intereses?.

3º.- ¿Cómo hay que ser de imbécil o qué capacidad para mentir hay que tener para seguir repitiendo y, al parecer, creyéndose, que Zapatero es el presidente que más ha hecho por los derechos de las mujeres?.

4º.- ¿A cuento de qué y con qué legitimidad se cree esta señora para tratarnos a las mujeres como si fuéramos algo así como una especie en extinción que, "gracias" a su desgobierno, está levantando cabeza?.

5º.- ¿Habrá pensado alguna vez en dar explicaciones de por qué se llevó maquilladora y peluquera en su primer viaje a la war of Afganistán (perdón, que eso lo dice Obama, quería decir a la misión de paz esa donde caen como chinches los soldados españoles y nadie dice nada ni se manifiesta, maldito subconsciente que me traiciona)?. Porque total para ir a los pedregales aquellos y con el poco arreglo que tiene esta mujer, se ponga lo que se ponga, tampoco es que le hicieran mucha falta.

6º.- ¿Tendrá Rubalcaba algún don que se escapa a mis entendederas para provocar esas reacciones ante las féminas?. Mira que si le pasa lo mismo que Rasputín y yo sin enterarme (le medía el pene 28,5 cm. y lo tienen conservado en el museo erótico de San Petesburgo).

Y...no sigo.

16 noviembre 2011

Solomillo subvencionado


Antonio Banderas, quien precisamente no vive como un proletario, ha hecho hoy unas declaraciones-advertencia aseverando que, si el próximo domingo el PP gana las elecciones, se van a acabar las subvenciones al cine.

Y yo digo que Dios le oiga, de lo de quitar las subvenciones digo, porque carece de toda lógica que, con el dinero de todos, se paguen los bodrios que se pagan y que luego sólo van a ver el director, los actores, la ministra de turno y la familia de todos ellos.

Porque, de una vez por todas, se tiene que acabar que los caprichos de unos cuantos los paguemos entre todos y que no me vengan con la chorrada de si es cultura, cine de autor o son puestos de trabajo porque, por esa misma regla de tres, habría que subvencionar cada proyecto empresarial que cada español tuviera, fuese o no viable, ¿o no tengo yo el mismo derecho que cualquier cineasta a, por ejemplo, poner una empresa de venta de solomillos de cerdo en Marruecos (a sabiendas de que fracasaré) y que Papá Estado me la subvencione?.

Digo yo que, teniendo en cuenta que yo también soy española y pago mis impuestos, el que yo no venda ni un solomillo en Marruecos es el equivalente a que no vaya nadie al cine pero ¿y la ilusión que a mí me haría intentarlo y que no me costara ni un duro?. Pero va a ser que no, que a mí, como a cualquier españolito de a pie, me tocaría rascarme el bolsillo y apechugar con las pérdidas de mi caprichito empresarial.

Así que, echando mano del dicho "o todos moros o todos cristianos", espero sensatez del Gobierno que salga de las urnas el próximo domingo y que metan la tijera bien metida en todas las chorradas completamente prescindibles que han sido parte de la causa de la situación en la que estamos inmersos.

13 noviembre 2011

¿Mártir o privilegiada?


A raíz de unas afirmaciones de Rosa Aguilar, nuestra ministra de "Medio ambiente y medio rural" (engendro lingüistico por el que se llama ahora el Ministerio de Agricultura en ese afán zapateril de no llamar a las cosas por su nombre), en las que sostenía que "La derecha española quiere ponernos a las mujeres una mordaza y mandarnos a casa", me he puesto, una vez más, a pensar en lo que tradicionalmente hemos llamado "ser ama de casa".

Soy consciente de que hoy, con este post, se me puede tirar al cuello más de una persona pero me da lo mismo porque llevo toda la vida oyendo lo que yo considero exageraciones, por no decir barbaridades, sobre lo que significa ser "ama de casa" y me apetece dar mi punto de vista al respecto, empezando por decir que, a mi juicio, se debería estudiar alguna forma de cotización a la S.S. para, cuando llegue el momento, disfruten de una merecida jubilación.

Cuando hablo de exageraciones me refiero a aquello tan manido de "las amas de casa trabajan 24 horas al día, 7 días a la semana", "el trabajo del ama de casa no está reconocido", "las amas de casa no tienen tiempo para ellas" y un largo etc. que todos hemos oído, incluso he visto por ahí un estudio que asegura que un ama de casa trabaja una media de 77 horas semanales, es decir una media de 11 horas incluyendo sábados y domingos.

Y yo digo que no, que no trabajan en absoluto esa cantidad de horas, salvo que las que sirvieran de sujeto de estudio vivan en un palacio y se lo limpien ellas y tengan una docena de hijos, porque sostengo que, como en cualquier trabajo, todo es cuestión de organización y, con una casa normal (100-120 m2) y una familia standard de 4 o 5 miembros con 6 horas al día y menos los fines de semana hay tiempo más que suficiente para ocuparse de todo y tener la casa impecable, vamos para tenerla como "los chorros de oro" que diría mi abuela.

Y, analizando, creo que lo de las 11 horas viene o puede venir por la discontinuidad horaria en la realización del trabajo, es decir, que muchas amas de casa no se ponen a trabajar durante 4 o 5 horas seguidas con una pausa para desayunar o un café como se hace en cualquier otro trabajo sino que, por lo general, se hacen demasiadas pausas (un programa de televisión, la vecina, salgo a comprar el pan y al rato algo que se me haya olvidado, etc.) y, de esa forma, el trabajo no cunde en absoluto y se acumulan horas que en teoría son de trabajo pero en la práctica no lo son.

Porque, afortunadamente, las condiciones laborales, tanto para el ama de casa como para cualquiera, no son en absoluto las de hace 100 años cuando la mujer (por ejemplo) tenía que irse a lavar la ropa al río cargada con 3 o 4 niños porque ni tenía agua corriente en casa ni había control de natalidad. Esa imagen de la mujer en casa y con la pata quebrada dependiendo total y absolutamente del marido está totalmente demodée y fuera de uso.

Ahora, dejando fuera cuestiones económicas y los estragos de la crisis, el ama de casa que lo sea por elección propia y no porque no encuentre trabajo no es una mártir sino, en cierto modo, una privilegiada que, si bien no cobra un sueldo por su trabajo, tiene a cambio de ello otras satisfacciones a las que difícilmente podríamos ponerle precio, como el estar más tiempo con sus hijos.

Pero, volviendo a Rosa Aguilar, no entiendo por qué se empeñan todas estas feministas recalcitrantes en predicar el colmo de lo absurdo que sería, no ya la falacia de otorgarle a cualquier partido político la facultad de expulsarnos a las mujeres del mundo laboral, sino hacernos creer en las maldades que para la mujer supone el ser ama de casa, cuando serlo por elección propia es de lo más satisfactorio, ni comprendo el por qué de su insistencia en presentárnoslas como la típica marujona todo el día con la bata, los rulos puestos y en chancletas, estereotipo nada más lejos de la realidad actual.

11 noviembre 2011

Blanco, ¿qué hay de los trajes?


No es que yo vea mucho la televisión pero, hasta hace bien poco, casi cada vez que se me ocurría ponerla me salía el Sr. Blanco con el temita de los trajes de Camps.

En cambio ahora, en plena campaña, parece que se ha corrido un tupido velo sobre los trajes en cuestión y confieso que estoy con el "mono", yo necesito al Sr. Blanco acalorado, con esa mirada aviesa y el dedo acusador, impartiendo "justicia" a diestro y siniestro (perdón a diestro, que a siniestro ya es él), acusando por activa y por pasiva con el asunto de los trajes. Tema que, de demostrarse cierto, por descontado que desapruebo pero que hay que reconocer que han explotado hasta la saciedad y juzgado y condenado antes de pasar por los tribunales.

Yo quiero a ese Blanco en campaña, hecho un campeón, investido de la verdad suprema y la razón más absoluta, no dejando títere con cabeza y a punto de echar espumarajos por la boca hablando de Camps, lo quiero a punto de acusarle de haber matado a Manolete, de tener una foto de Franco encima de su cama o de ser el lobo de Caperucita, pero le quiero hablando de él, no soporto su silencio al respecto porque, a fuerza de tanto repetirlo, me he hecho adicta a esos trajes y a ese binomio Blanco-Camps y yo es que soy muy caprichosa y muy difícil de desenganchar y estoy con esto hasta con temblores en las manos, vamos peor que si me hubiera dejado el chocolate (el de comer, digo).

Así que desde aquí le pediría al Sr. Blanco que, por favor, que recupere los trajes para la campaña, que no se calle por 200.000 euros de nada , si total ni ha presentado su famosa querella, ¿qué más da? o ¿para qué hace falta teniendo en cuenta que sus compis ya han emitido juicio y han dicho que es todo una vil mentira?. Porque digo yo que el adalid anti-corrupción no se estará mordiendo la lengua por conveniencia ¿no?.

28 octubre 2011

Anónimo, simple será tu puñetera madre

Estoy hasta las mismísimas narices de la gente que no da la cara, de la que, amparándose en el anónimato, te insulta de todas las maneras posibles, como los anónimos que, de vez en cuando, aparecen por aquí y por el otro blog y me llaman desde "calientapollas" hasta "facha" pasando por "guerracivilista".

Al anónimo de hoy, cuyo comentario acabo de publicar en mi escrito anterior, le diré que, entre mis muchísimos defectos, no se cuenta el de ser simple (como sé que no lo sabe le aclararé que simple, según la R.A.E., significa: Manso, apacible e incauto, mentecato y adobado).

Desgraciadamente para tí, anónimo, confluyen tres circunstancias que no me van a hacer dejar de escribir en mi blog lo que me apetezca:

1) Este, mal que te pese a tí y a la gente como tú, es un país libre.

2) Tengo (certificado y "diagnosticado") un C.I. que te acojonaría, probablemente te lo doble, así que me puedes tachar de lo que te de la gana pero de simple va a ser que no.

3) Presumo (porque puedo) de "tenerlos muy bien puestos", por lo que ni tú, ni una legión como tú, me va a amedrentar y seguiré escribiendo lo que considere conveniente o me apetezca.

Y, por último, para que veas lo que te aprecio, un regalito:

Cuando vengas de cara me encontrarás,
cuando tengas agallas responderé,
cuando quieras luchamos, te venceré
cuando no seas cobarde, comprenderás

que siempre batalla te presentaré,
que no será tu lengua la cuchilla
que me impida escribir ni una coplilla
piensa que, si quiero, te avergonzaré

nunca confundas miedo con prudencia,
craso error por tu parte sería hacerlo,
aunque tú no conozcas la decencia

a mí me la enseñaron siendo cría,
como también mamé la gallardía,
que me hace ignorar tu cobardía .

Hala, y ahora te entretienes y me dejas otro comentario.

21 octubre 2011

¡Cuánto calzonazos tenemos!


Que la política española está llena de sinvergüenzas y calzonazos no es ninguna novedad, nos lo demuestran cada día, con sus corrupciones, con su falta de actuación ante lo intolerable (léase, por ejemplo, la total impunidad de los "indignados"), con su "cogérsela con papel de fumar" y no llamar al pan pan y al vino vino con tal de ser políticamente correctos y con mil cosas más que podría citar pero no acabaría nunca.

Ello no obstante, todo lo anterior entra dentro del marco de "lo tolerable", pero lo que jamás se puede tolerar es premiar y negociar a y con quienes tienen casi mil muertos a sus espaldas, con la simple excusa de la pretendida independencia de "Las Vascongadas" (he decidido que, en lo sucesivo, las pienso llamar así como me enseñaron en el colegio).

Con terroristas no se negocia, eso lo sabe hasta el más tonto, con ellos lo único que cabe es darles caza, juzgarles, meterles a la cárcel y que cumplan su pena íntegra. Pero aquí no, aquí se les pagan (con dinero público, por supuesto) carreras universitarias, tratamientos de fertilidad, viajes de los familiares (esto vía subvenciones más o menos escondidas) y no se les paga un perro verde porque no se le ha ocurrido a ninguno pedirlo porque, en el momento en que lo pida alguno, aquí se va y se compra un perro con pedigree y se lleva a la peluquería y se le tiñe el pelo verde no vaya el terrorista y se nos enfade ¡faltaría más!. Y esto por no hablar de los que se nos "escapan" sin "darnos cuenta" y se pasean por Irlanda tan tranquilos.

Y ahora, como broche final a más de siete años de despropósitos, va nuestro queridísimo ZP y consiente una farsa mal llamada "conferencia de paz" (con dietas de 500.000 € per cápita para cada "ilustre" asistente) que ha dado lugar a un nuevo anuncio de la banda terrorista (como siempre con la cara tapada) diciendo que deja de matar de momento, anuncio que no es más que un pacto encubierto con nuestro gobierno, con fines electoralistas y que no resuelve el problema para nada, no es más que un stand bye de la banda, otro de tantos. Pero aquí lanzamos las campanas al vuelo y parece que ya está todo resuelto.

Pero no, no está resuelto el tema ni lo estará hasta que no entreguen las armas y hasta que no se les juzgue a todos y cumplan condena por lo que han hecho, como cualquier hijo de vecino, porque yo no puedo comprarme un AK47 (unos 300 €), irme por ejemplo a la Condomina, y cargarme a la mitad del público diciendo que quiero la independencia de Murcia y luego hacer un comunicado diciendo que no mato a la otra mitad si negociamos. Si yo hiciera eso, me capturarían y me juzgarían, con toda la razón del mundo.

Y, como para muestra un botón, la muestra de que esto no ha sido más que una nueva concesión indigna del indigno ZP con fines electoralistas, la tenemos en la concesión hoy mismo del tercer grado penitenciario a un terrorista que cumple condena por dos asesinatos, a saber lo que nos va a llegar antes de las elecciones, más de uno va a ser como el Almendro, de los que vuelven a casa por Navidad. Y Rajoy congratulándose de la noticia, en plan calzonazos. Asco de país en lo que están convirtiendo a España.

06 octubre 2011

El despacho del futuro (la gasolinera)


No "entiendo" cómo podemos ser tan malos (yo la primera) y dudar de nuestro querido e ilustrado ministro de fomento, el que jamás podrá ser corrupto porque en todo caso sería "corruto" (palabra inventada por él mismo y usada hasta la saciedad para arrearle al adversario).

¿Cómo puede nadie pensar que este "angelito", cuya incontinencia verbal a la hora de acusar y prejuzgar a cualquiera que no comulgue con sus ruedas de molino es de todos conocida, se reuniera en una gasolinera con un empresario, "corruto" confeso, que ha declarado ante un juez que le soltó al Sr. Blanco la nada despreciable cifra de 400.000 € a cambio de favores vía subvenciones, créditos blandos, etc.?.

Y, estrujándome los sesos, he dado con la explicación del por qué de esa cita en un lugar tan absurdo como una gasolinera. La razón no es otra que el ahorro, era un ensayo general de lo que va a ser la oficina ministerial del futuro, de aquí en adelante se acaban los gastos en los ministerios, las oficinas múltiples, las secretarias, los bedeles, los chóferes, las conexiones a internet y hasta el papel higiénico.

En lo sucesivo, cada ministro escogerá una gasolinera, la que más le guste o le pille más cerca de casa y, con su coche particular y prescindiendo de chófer, se instalará en ella a recibir a su visitas y demás menesteres propios de su cargo. A cada uno se le proveerá de un ordenador portátil sin conexión a internet pero se obligará al dueño de la gasolinera, mediante Decreto Ley por supuesto, a tener una red wifi sin contraseña para que el susodicho ministro pueda chupar del bote sin costo alguno para el país.

En cuanto a dietas lo mismo, aquí se han acabado las mariscadas y las visas oro, cada ministro tendrá una asignación diaria de 10€ en concepto de dietas y comerá sólo sandwich o bocatas de la tienda de la gasolinera, para dar ejemplo, y si sale alguno delicado y quiere comer caliente (cosa que no pueden hacer muchos de los 5.000.000 de parados que tenemos) la solución es muy fácil, se le compra al ministro una nevera de las que se enchufan en el mechero del coche y que se lleve el cocido de su casa en un tupperware y luego, a la hora de calentarlo, se acerca a la tienda de la gasolinera y pide que le den unas vueltas en el microondas.

También se le proveerá de un pequeño generador de corriente que llevará en el maletero de su coche (gasolina no le va a faltar) y, cuando se haga de noche, se saca la bombilla que le regaló el ministro Sebastián y a iluminarse con ella.

Y así, aclarada la cuestión, afirmo que el despacho del futuro es la gasolinera y esta noche dormiré más tranquila pensando en que Blanco lo hizo por nuestro bien. Las únicas dudas que tengo son, por una parte, la explicación que ha dado, desde Luxemburgo y varios días después de saltar el escándalo, pues él no ha dicho nada de ahorrar, tan sólo ha dicho, como de costumbre, que la culpa es del PP y, por otra parte, la "casualidad" de que hayan robado los ordenadores y los documentos relativos al caso de los tres administradores concursales que auditan las empresas del señor que acusa de "corruto" a nuestro ministro.

21 septiembre 2011

El Alemán (Sr. Alzheimer)


Hoy es el Día Mundial del Alzheimer y, aunque sigo liada con la mudanza y sin tiempo para nada, he sacado unos minutos para poner esto, que escribí hace tiempo, en homenaje a mi padre y a todas sus demás víctimas.

Cuando el alemán se instaló en nuestras vidas lo hizo sin avisar, sin darnos tiempo a cerrarle nuestra puerta. Un día, papá, te lavaste los dientes con champú y creías que tu baño estaba en un armario. Llegó ese día.

Tuvimos la confirmación oficial de su visita un 13 de junio, lo recuerdo perfectamente, San Antonio, ese día supimos que tomaba posesión de nuestras vidas, sobre todo de la tuya y que, por mucho que la Ciencia hubiera avanzado y retrasase o mitigase los efectos que causa su visita, no había vuelta atrás, iba a por tí, fuiste su "elegido".

El alemán fue un "invitado" permanente en nuestras vidas, uno que lo decidía todo y marcaba la pauta de las nuestras.

Quiso ganarte del todo la partida, papá, pero no pudo porque tú te fuiste antes de que te atara a una cama de por vida. Tú, afortunadamente, no pasaste por la última fase de su macabro plan.

Tú, que siempre fuiste mi sostén, mi consuelo, mi cómplice, mi confidente, todo lo que puede ser un padre y mucho más de pronto pasaste a ser mi hijo, me llamabas "mamá". Y yo, que primero te adoré como el padre maravilloso que siempre fuiste, luego te idolatré como hijo.

El alemán lo trastocó todo, ya nada era como antes, tuvimos que cambiar nuestras rutinas para adaptarnos a sus caprichos pero tratamos de establecer nuevas rutinas, de sacar un poco de partido de ellos.

Los viernes por la tarde era el día en que tú y yo íbamos de la mano a la pastelería a comprar todo lo que se te ocurría. Hacías como los niños, señalabas y decías "quiero esto" y de esto comprábamos y, luego, volvíamos a casa cargados, sabiendo que mamá nos reñiría por haber comprado tanto, porque tú ibas a engordar comiendo de todo eso pero yo le decía: "¿qué más da, mamá?, déjale que coma lo que quiera", todo da igual.

Con el tabaco igual, de pronto un día empezaste a fumar después de muchos años sin hacerlo, mamá escandalizada y ahora ¿sabes qué? ella se arrepiente de no haberte dado ese cigarrillo que tú pedías desde la cama del hospital, sólo estuviste 4 días, ahí entre Dios y tú le ganasteis la partida al alemán y Dios te llevó con él. Hubo de todo en esos 4 días, tú pidiendo el cigarrillo, la noche en que apretaste tanto mi mano que casi me la rompes, el día de tu santo, cuando le decías al compañero de habitación que le invitabas pero que la cerveza la ponía mi marido que para algo tenía tanta en su nave.

Cuando mamá te dijo que llevabas dinero en la cartera para invitarle dijiste que no, que esos eran para tí y para mí, para irnos los dos a tomar algo. Ahora son míos ¿sabes? esos 30 € los llevo conmigo desde entonces.

Tú no podías llevar dinero, porque lo perdías o lo escondías pero, como a ti te gustaba seguir llevando la cartera, siempre llevabas 30€, por si querías perderlos, por si los necesitabas. Recuerdo que, al principio, cuando aún salías solo, le dabas a Manolo 50 € por un cupón de la Once, pero él te llamaba y te devolvía el cambio, igual que cuando te lo llevabas sin pagar y sólo me lo decía cuando yo le preguntaba, buena gente Manolo, otro que te apreciaba.

Hubo cosas que el alemán no te pudo quitar, como tu coquetería, si es que se le puede llamar así a eso que tenéis los hombres. Te recuerdo sentado en casa muy arreglado, con la corbata bien puesta, leyendo el periódico o haciendo como que lo leías porque muchas veces estaba del revés.

Un verano te dio por los relojes, no sé cuantos te compré, todos los que quisiste y, cuando llegábamos a casa con uno nuevo, mamá nos reñía, simulaba estar enfadada y tú te reías como un niño travieso y se lo enseñabas. Te llegabas a poner hasta 3 juntos.

Hoy, papá, es uno de esos días en que necesito tu consuelo, te necesito más que nunca y maldigo al alemán que te arrebató la vida, el Sr. Alzheimer.

Seguiremos hablando, papá.

18 septiembre 2011

Cui amat periculum in illo peribit


La crueldad es un síntoma de trastorno psicológico, es obtener placer a causa del dolor o sufrimiento innecesario de otro y es, a mi juicio, una de las actitudes más abyectas del ser humano, la máxima expresión de la inmoralidad de la que algunos hacen gala.

Cicerón, cuando afirmaba que: "La sola idea de que una cosa cruel pueda ser útil es ya de por sí inmoral", lo definía a la perfección porque nunca, bajo ningún concepto, se debe disfrutar causando daño y, desgraciadamente, hay mucha gente que practica eso, y más en concreto los cobardes, porque la crueldad es hija e instrumento de la cobardía y es, como bien decía Nietzche, su narcótico.

Es lo que utilizan los enfermos mentales, porque es el único modo de calificarles, para, en un patético intento de parecer y sentirse superiores a quienes no llegan ni a las suelas, golpearles con su indignidad y sus infamias y tratar de causarles dolor.

Lo hacen mintiendo, insultando, haciendo burla hasta de la condición física de su objetivo, humillando y calumniando o difamando gratuitamente, sin ofensa que vengar pero fabricándose alguna en su delirante imaginación, algo, supongo, que les de fuerzas para evitar vomitar del asco que se tienen que dar a sí mismos cuando se miren al espejo y se enfrenten, cara a cara, con su propia vileza y cobardía.

Pero, al no ser más que unos orates sin remedio, cuando exhiben su crueldad no se dan cuenta de que se arriesgan a que alguien les ponga en su sitio para siempre y, sobre todo, de que "Cui amat periculum in illo peribit" (El que ama el peligro perecerá en él) y, en su caso, el peligro es su propia crueldad.



P.D. Voy a estar unos días sin poder pasar a comentar a nadie, porque me estoy cambiando de casa y estoy muy liada (dándo órdenes), lo siento, ya me prondré al día.

12 septiembre 2011

Lo que vale un lince


Leyendo en Libertad Digital un artículo de mi querido paisano Pablo Molina, me enteré de lo que vale un lince y, automáticamente, me vino a la cabeza eso tan manido de "te vas a enterar de lo que vale un peine".

He de decir que cuando escribo aquí de subvenciones y despropósitos varios leo previamente el Boletín Oficial correspondiente, sea el BOE o lo que corresponda para no hablar ni de oídas o leídas ni por boca de ganso, pero en esta ocasión no lo he hecho, por la sencilla razón de que me fío de Pablo y de lo que escribe. Y dice Pablo que se va a destinar una cifra superior a 34 millones de euros para conseguir 180 nuevos linces, de los cuales la CEE paga aproximadamente un 62% y el restante 38% la Comunidad Autónoma española que corresponde y, en el caso concreto de Andalucía la aportación autonómica supone 5,5 millones de euros y, al respecto, ha dicho Griñán que "no es una elección sentimental, sino un asunto estratégico" que requiere "del compromiso de toda la población con el futuro sostenible".

Hechos los cálculos, cada lince cuesta unos 190.000 €, cifra que me lleva a pensar, una vez más, los despropósitos de los políticos, de todos, tanto de la CEE como los nuestros porque, en el caso concreto de Andalucía, con las tasas de paro que, copiadas de la página oficial de la Junta, reproduzco a continuación:

ESTADÍSTICA PERÍODO HOMBRES MUJERES TOTAL
Tasas
EPA. Tasa de actividad 2 T 2011 67,09% 50,22% 58,51%
EPA. Tasa de paro 2 T 2011 28,32% 31,51% 29,71%
EPA. Tasa de empleo 2 T 2011 48,09% 34,40% 41,12%


y que rozan el 30% y subiendo que es gerundio, me parece una obscenidad que se dedique tal cantidad de dinero a reproducir un lince y, diga Griñán lo que diga, no le veo la estrategia ni el futuro sostenible por ningún lado.

Porque estrategia y futuro sostenible sería, a mi humilde entender, comprar 4 pisos con lo que cuesta un lince (y se puede, no hay más que ver las ofertas de los bancos) y alojar en cada uno de ellos a 4 familias desahuciadas, de esas familias cuya totalidad de sus miembros forman parte de ese macabro 29,71% y a los que, supongo, les importan tres leches los linces porque sus cachorros, sus hijos, los que ya han nacido y no están por nacer como el lince, tienen necesidades por cubrir y digo yo que, en el caso de un niño, el asunto será más estratégico y, por supuesto, sentimental.

Pero, como siempre, estas cosas sólo las pensamos los "tontos" porque los "listos", que son quienes supuestamente nos gobiernan (con el dinero que pagamos entre todos), no están para menudencias de este tipo, ellos ven más allá que nosotros, plebe inculta y aborregada que sólo piensa en comer todos los días y dormir bajo techo, y seguro que hay motivos más que suficientes para, puestos en la balanza un lince y 4 familias, elegir al lince, el problema es que la gran mayoría de nosotros no lo vemos, quizás no nos da el C.I. para tanto o será porque no tenemos vista de lince.




P.D. Si algún día deja de torearme el editor este ya pondré las cifras de forma simétrica, que no me deja ni insertar una tabla ni enderezarlas grrrrrrrrrr.

11 septiembre 2011

Los que nadie echó de menos


Hoy, cuando se cumplen 10 años del 11-S y todo el mundo tiene un recuerdo para ello, a mí me ha dado por reflexionar sobre los más de 1.000 cuerpos que, al día de hoy, permanecen sin identificar, en su mayor parte porque los familiares de los fallecidos no entregaron muestras de ADN o, simplemente, porque nadie se preocupó de ellos.

Reflexiono sobre la tragedia añadida a la tragedia, sobre que había 1.000 personas que no le importaban nada a nadie o que no tenían a nadie a quien importarle, que no sé aún lo que es más triste, si tener familiares que no saben nada de ti y que sospechen que puedes ser una de las víctimas sin identificar y no hagan nada por comprobarlo o que, sencillamente, no tengas a nadie que pueda derramar una lágrima por ti, sentir dolor por tu ausencia o, simplemente, añoranza.

Y, teniendo en cuenta que se supone que en su mayor parte se trata de inmigrantes ilegales o de "sin techo", me pongo a pensar en lo deshumanizados que estamos, en cuanta miseria y tragedia hay a nuestro alrededor que pasamos mirando de puntillas, quizás dando una limosna a quien la pide pero sin pararnos a profundizar en qué es su vida, en qué le ha llevado a malvivir así, tan sólo dándoles algo para tranquilizar momentáneamente nuestras conciencias y dárselo sin mirarles a los ojos y, una vez hecho, apretar el paso y alejarnos de la miseria.

Por ellos, por los que nadie echó de menos, vaya hoy mi oración y mi recuerdo.

06 septiembre 2011

Tacita a tacita...


Cada vez me acuerdo más de aquel anuncio de un café que hacía Carmen Maura en el que, ahorrando tacita a tacita, al final se compraba un abrigo de visón. Y, aunque me gustan las pieles (sí, soy de esas mujeres malas a las que no les da pena lucir ningún bicho y que siempre lleva bolsos y zapatos de piel), no me acuerdo del anuncio precisamente por el abrigo sino por la situación de España.

Estamos tan mal que necesitamos grandes medidas, pero tampoco nos vendría mal el asunto de ahorrar tacita a tacita como la del anuncio así que, aunque no me va a hacer caso nadie, he pensado que voy a proponer de vez en cuando una "tacita" para ahorrar y hoy voy a empezar por el sistema penitenciario.

Llevo tiempo leyendo que en España estamos faltos de cárceles y no quiero ni pensar como estaríamos si juzgaran y encerraran a todos los que yo me sé pero, utopías aparte, me he puesto a curiosear un poco y resulta que, de la población reclusa que hay actualmente en el país, 28.000 aproximadamente son extranjeros.

Y aunque alguien me acuse de xenófoba (cosa que me da exactamente igual porque no lo soy), he pensado que tampoco sería una idea tan descabellada enviarles a todos a su país de origen salvo, claro está, excepciones humanitarias y casos que, por el motivo que fuere, conviniera juzgar y encarcelar aquí.

Porque parecerá una tontería pero cada recluso le cuesta al país 54,79€ diarios, más los 18 meses del llamado "Paro penitenciario" que cobran al salir, por un importe del 75% del S.M.I., más los aproximadamente 500€ que cuesta un abogado de oficio (315 € por proceso más 19€ por cada 1.000 folios), más gastos judiciales, de traslado, etc., y sumando todo resulta que esa población reclusa nos supone un gasto anual de aproximadamente 778.000.000 €.

Por lo que digo yo (ilusa que soy) que, si cuando se pille a un extranjero en flagrante delito, se hace un oficio de expulsión, se le compra un billete de avión a su país y se manda de vuelta, a lo largo de un año aquí nos hemos ahorrado una cantidad aproximada de 770.000.000 € anuales, al mismo tiempo que evitamos tener que hacer cárceles nuevas porque ya no nos faltaría sitio y esas inversiones se podrían dedicar a otras partidas deficitarias. En fin, que esos 770.000.000 € no son nuestra solución pero son una tacita.

Y ahora es cuando alguien piensa en las pegas, que seguro que las hay y muchas, y se dice eso de: "esta está loca y no sabe lo que dice, vaya ideas peregrinas que tiene", pero... ¿y lo bien que me he quedado yo no vale nada o qué?.

04 septiembre 2011

Nacionalismo versus cultura


Empezaré diciendo que soy absolutamente partidaria de la enseñanza del catalán, ahora bien, no por imposición y no en sustitución del castellano porque, les guste o no a los nacionalistas, Cataluña es una C.A. de España y no una nación y, por ende, el castellano tiene que ser de enseñanza obligatoria en todos los centros escolares.

Y en ese sentido se ha pronunciado estos días el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), dando un plazo máximo de dos meses al Departamento de Enseñanza para que adapte su sistema educativo e implante el castellano, junto con el catalán, como lengua vehicular en las escuelas.

Pero, como en este país hay mucha gente que se pasa por el forro de los cataplines las resoluciones judiciales y les sale gratis, ya hay quien ha decidido pasarse esta también y, desde el Gobierno Central, llamar al desacato. Me refiero a Carmen Chacón, nuestra ministra de defensa, quien ha dicho textualmente: "los socialistas catalanes defendemos y defenderemos el sistema educativo de inmersión lingüística, que es el que ha garantizado la cohesión social y lingüística en nuestro país".

Es decir que, según la Sra. Chacón, en Cataluña (a la que llama país) tienen cohesión social gracias a que el catalán sea la lengua vehicular en los colegios, pero digo yo que la cohesión no sería mucha cuando hay padres y partidos políticos (como Ciutadans) que han tenido que llegar a los tribunales para evitar que, en unos años, se de la paradoja de que existan españoles que no hablen español bien porque el 25% de los habitantes de Cataluña decidieran que había que quitarlo de en medio.

Y en estos tiempos, en los que prima y es casi necesario dominar varios idiomas, en los que hay incluso un montón de gente estudiando chino para aprovechar las oportunidades comerciales, es el colmo de lo absurdo el tratar de eliminar la lengua oficial del país al que, como Comunidad Autónoma, perteneces por un nacionalismo exacerbado y mal entendido, tratando de ganar a toda costa un combate cuyo único premio es la pérdida de cultura.

Es tan absurdo como que señores como José Luis Pérez Carod se pasen a llamar Josep Lluis Carod-Rovira, tan absurdo como que Montilla y Chaves utilicen un pinganillo para hablar el catalán que no saben hablar, tan absurdo como que la Sra. Chacón olvide que su padre nació en Olula del Río (Almería) y tan absurdo como que sean precisamente quienes no tienen "pedigree" catalán quienes traten de pisotear la enseñanza del castellano y quienes se consideren la nación que no son.

01 septiembre 2011

Si la desvergüenza fuera oro


Si la desvergüenza fuera oro Rubalcaba sería un tesoro, y digo esto por su frasecita de hoy, uno de tantos de sus muchos despropósitos pero la que más me ha impactado:

"Dentro de muy poco no recordaremos los crímenes de ETA" (sic).

Y se queda el tío tan fresco y yo, aunque hace mucho tiempo que a este señor le creo capaz de casi todo, aún me echo las manos a la cabeza y me pregunto cómo se puede tener tan poca vergüenza para seguir jugando una y otra vez con eso, con las víctimas y con su dolor, ahora más que nunca, o quizás como siempre, con fines electoralistas.

Me pregunto cómo puede dormir por las noches, de qué clase de pasta tiene que estar hecho para tener el cuajo no sólo de hacer lo que hace, ha hecho y, si le dejan, seguirá haciendo a nivel pro-terrorista sino para, cada día un poco más, meter el dedo en la llaga y denigrar de esa forma a los familiares de las víctimas.

¿Cómo no se van a acordar los familiares de tantas personas masacradas injustamente?, ¿Cómo no se va a acordar cualquier persona con dos dedos de frente y un poco de sensibilidad de tanta crueldad?, ¿O es que parte de su programa electoral incluye un borrado de memoria general utilizando Dios sabe qué prácticas?.

Por eso, aunque este soneto lo escribí hace tiempo, poniéndome en la piel de una madre que le hablaba a su hijo en las últimas elecciones, lo publico hoy de nuevo:


Quien celebró tu muerte será alcalde
ese, hijo, el que volvió la vista
el que lo tomó como una gesta
ese, para quien tu sangre fue en balde

el que jugó contigo de pequeños
tu compañero de pupitre y patio
el que luego equivocó su sitio
el que ignora que no pueden ser dueños

de la vida del que piensa diferente
el que de pronto dejó de estimarte
y pasaste a ser inconveniente

ese, el que no te mató pero calló
cuando tú fuiste despojo y sangre
será alcalde, hijo, aquel chiquillo.