Páginas

24 noviembre 2011

Los nuevos señoritos


Hoy, con la penúltima cacicada de Griñán, quien pretende que los actuales alcaldes no puedan presentarse a las autonómicas, en palabras de "El País" (que está desconocido últimamente) "El PSOE priva a Arenas del gancho de sus alcaldes en las andaluzas", me ha venido a la memoria lo siguiente que publiqué hace tiempo en el otro blog y lo reproduzco de nuevo aquí:

El "Señorito andaluz" es una de esas figuras entre tópica y típica, admirada y envidiada por unos, denostada y criticada por otros, pero nunca indiferente.

Es el cacique terrateniente y también el venido a menos que, a pesar de todo, mantiene su "modus vivendi" en cuanto a apariencia pública se refiere y que igual en su casa las pasa canutas pero en la calle sigue dando imagen. Es el mujeriego y juerguista empedernido muchas veces, el jaranero y el desocupado, el que nos imaginamos recorriendo los campos a caballo y en una caseta de la feria de Sevilla bebiendo manzanilla y rebujito con tapitas de Jabugo.

Es, también, el que creíamos una especie en extinción con la llegada de la democracia y del PER pero resulta que no, que llevamos tiempo asistiendo al nacimiento de una nueva casta del señorito y, esta vez, no les viene de casta sino de la política porque tenemos una clase política un poco atípica.

O, al menos, sus actos son atípicos para sus ideas porque de verdad que no deja de ser chocante ver a quienes se les llena la boca de igualdad, de justicia social y toda esa parafernalia que sueltan todos los políticos y, de pronto, plasssssss, te topas con una foto de esos políticos en plena supermariscada con cargo a la administración, por supuesto, y ahí es cuando tú dices: "¿Oye pues no es este es el que dice luego en campaña eso de la tierra para los trabajadores y todo ese bla, bla, bla?. Y, claro, se te rompen los esquemas y dices "No, hombre, no, este es uno de esos nuevos señoritos, uno de esos sin casta pero señorito al fin y al cabo".

Y es que lo bueno nos gusta a todos y la tentación de ser "Señorito" es tan grande que muy pocos se resisten pero, en cualquier caso, el nuevo "señorito" es uno al que Machado jamás le dedicaría eso que Cantó Serrat (Yo como Sara Carbonero, jaja) de:


Al fin, una pulmonía
Mató a Don Guido, y están
Las campanas todo el día
Doblando por él: din, don!
Murió don Guido, un señor
De mozo muy jaranero,
Muy galán y algo torero;
De viejo gran rezador.

Dicen que tuvo un serrallo
Este señor de Sevilla;
Que era diestro
En manejar a caballo,
Y un maestro
En refrescar manzanilla.

Cuando mermó su riqueza
Era su monotonía
Pensar que pensar debía
En asentar la cabeza
Y asentóla
De una manera española,
Que fue a casarse con una
Doncella de gran fortuna.

Y repintar sus blasones
Hablar de las tradiciones
De su casa,
A escándalos y amoríos
Poner tasa,
Sordina a sus desvaríos.
Gran pagano
Se hizo hermano
De una santa cofradía;
El jueves Santo salía,
Llevando un cirio en la mano
--aquel trueno--
Vestido de nazareno.

Hoy nos dice la campana
Que han de llevarse mañana
A buen Don Guido muy serio
Camino del cementerio.
Tu amor a los alamares
Y a las sedas y a los oros
Y a la sangre de los toros
Y al humo de los altares.
Oh fin de una aristocracia!

La barba canosa y lacia
Sobre el pecho;
Metido en tosca saya
Las yertas manos en cruz;
Tan formal!
El caballero andaluz.

11 COMENTARIOS:

Helio dijo...

Maria has hecho un buen reflejo de la nueva estirpe caciquil andaluza.
Un abrazo

Gala dijo...

Nenita... puede ser que ya hubieras escrito sobre esto?? por qué me suena tanto? poema incluido... me resulta familiar de tu casa..
en cualquier cso, el poema es una chulada, reflejo claro del señorio andaluz.. y tus palabras toda una critica acertada de esta estirpe que .. en muchas ocasiones .. no es oro todo lo que reluce..

besitos mediterráneos.

CASASREALESDESNUDAS dijo...

Hola María, las "clavaó". Lo peor de todo es que al igual que los vascos dicen que nacen donde les da la gana, los señoritos andaluces igual te nacen en Sevilla que en Ciudad Real, que en la Isla Perejil.
Y es que la madre sociolista parece se muy promiscua, y va sembrando el mundo mundial de "señoritos compañeros", que cuando te descuidas te dan por el trasero.
Un beso María.

TORO SALVAJE dijo...

Que buenos recuerdos me trae esa canción (y todas las que la acompañaban), ayyyy....

Vaya con los señoritos, menuda lacra social.

Besos.

Luján Fraix dijo...

HOLA MARIA
YO NO PUEDO OPINAR MUCHO PORQUE NO ME SIENTO CAPACITADA. TÚ LO HACES MUY BIEN PORQUE INVESTIGAS MUCHO, TE FELICITO POR LO BIEN QUE LO EXPRESAS.

BESOS

PD A PROPOSITO, OTRA COSA, QUE NO TIENE QUE VER. HOY EN LA TELE VI A LETIZIA, LA PRINCESA, EN UNAS FOTOGRAFIAS QUE ME CAUSARON ANGUSTIA. ESTÁ FLAQUÍSIMA. LE PASA ALGO?

CARIÑOS

C S Peinado dijo...

El señorito es descendiente directo de aquellos hidalgos que ostentaban el título de nobleza menor cómo la mayor de las riquezas aunque no tuvieran ni para comer.

Hoy en día, en la apesebrada Andalucía hay otro tipo de señorito. Más rastrero si cabe, pues ejerce de nuevo rico con el dinero de los demás, comprando la voluntad de unos pocos que, sin embargo, le otorgan el poder sobre todos los demás.

Garrote y prensa, cómo en otros tiempos, al que maltrate al pueblo para tenerlo a sus pies.

Un saludazo.

ion-laos dijo...

Toda la razón te doy!

Besotes!

Nómada planetario dijo...

El despanoche de los partidos salpica a todas las bandas. La Diputación de Málaga controlada por el PP ha retirado 300.000 euros que estaban destinados a arreglar carreteras comarcales, que están hechas unos zorros... ¿Para qué? Para remozar la plaza de toros. Sí señor esto es pensar en el bien común. En el de los billetosos que van fardar con el puro al tendido.
Asco de clase política.
Un abrazo.

chus dijo...

Maria como bien el señorio venido a menos pero en calle hay que aparentar sino seria una bajeza, a continuacion divorcio, malos tratos, y muy interesante, como es placer ajeno, a ti no te creen. No es mi caso afortunadamente, hoy, mañana que sabe nadie lo que pasara mañana.Muakkkkkkkkkk mi blog te espera

Candela dijo...

Esos nuevos señoritingos que no solo chupan la sangre del campesino sino la de todos los españoles y en particular los andaluces.

El PSOE ha hecho de Andalucía su propio cortijo y ha tupido una red de subvenciones, eres falsos..en fin, estómagos agradecidos que les votan sumisamente. Pero ellos pueden...porque para eso son progres.

Perfecto María.

Besitos.

JValentina dijo...

Estoy de acuerdo en todo contigo..los nuevos señoritos, los que les pagamos todo nosotros...
Un abrazo