Páginas

23 noviembre 2011

Cuando dejé de ser yo


Decía Schopenahuer que la capacidad de sufrimiento del ser humano es ilimitada; yo hoy tomaría su frase y la cambiaría ligeramente y diría que la capacidad de adaptación del ser humano es ilimitada, lo sé por experiencia propia porque, a veces, te cambia bruscamente la vida y no te mueres por ello, sigues viviéndola aunque de otra forma y sigues buscando ilusiones nuevas y te adaptas a un "modus vivendi" que no has elegido sino que te ha venido impuesto y del que no puedes escapar.

Hoy hace dos años que dejé de ser yo, el yo completo que era antes para convertirme en un sucedáneo. Fue duro, yo tenía diagnosticada fibromialgia desde hacía ya 5 años pero, excepto algunos días tontos esporádicamente, podía hacer una vida normal.

Pero un día, exactamente el 23 de noviembre del 2009, llegó ella de nuevo con una fuerza inusitada y, en lugar de quedarse de visita unos días como hacía antes, se quedó a vivir conmigo, para controlarme y cambiar mi vida, para inundarme de dolor, para inutilizarme casi por completo y para jorobarme a cada instante y enseñarme a prescindir de casi todo, para, aunque eso no lo ha conseguido ni lo conseguirá jamás, hacerme pensar que ya no sirvo para casi nada.

Ella pasó a formar parte de mí y decidió que ya no íbamos a conducir, con lo cual yo pasé de (como me decía mi madre) ir con el coche hasta al cuarto de baño a no poder tocarlo y que me tengan que llevar a todos sitios. Ella me quitó algo tan maravilloso como es el no depender de nadie para nada, me quitó el poder entrar y salir cuando quisiera, me quitó el poder trabajar, me quitó el poder ir a hacer la compra, el irme de fiesta, el cruzar las piernas y el plancharme el pelo. Luego, para "rematar la faena", llamó a algunas de sus amigas y también me toca luchar con ellas.

Me ha quitado tanto que, si no fuera porque los tengo mejor puestos que ella, estaría hundida en una profunda depresión, llorando por todo lo perdido, por lo que ella piensa que ya no volveré a tener, por lo que cree haberme arrebatado definitivamente.

También me ha dado cosas, me ha dado el dudoso honor de ser una especie de cliente VIP de la farmacia, de conocer muchos médicos, de "amortizar" mis cotizaciones a la Seguridad Social y, aunque supongo que esto me lo ha dado involuntariamente, me ha dado la fuerza necesaria para amar la vida viviéndola de otra manera, para comprender que igual casi todo de lo que disfrutaba antes es prescindible y para valorar más lo que tengo o lo poco que puedo hacer.

Pero lo que ella no sabe es que algún día, aún no sé cómo ni cuando, la echaré de mi vida y retomaré el control y, entonces, volveré a ser yo, yo al 100% y volaré con las alas que ahora tengo rotas porque, como bien decía Nietzsche: "Quien tiene un por qué para vivir encontrará casi siempre el cómo" y yo lo tengo.

22 COMENTARIOS:

Candela dijo...

Piensa que ella no es nadie sin tí. Se alimenta de tus temores y dudas, se alimenta de la ignorancia ajena y, a veces, de la complicidad de algunos médicos que, sis darse cuenta, la retroalimentan.

No puedes negarla pero sí puedes enseñarle quien manda ¿Estamos?

Te veo bien María, puedes y quieres luchar.

Besotes.

Helio dijo...

Los que solo tenemos algunos achaques, no valoramos suficientemente la salud.
Solo nos damos cuenta cuando visitamos algún hospital o visitamos algun familiar enfermo comprobando los verdaderos dramas que hay a nuestro alrededor.
María con tu fuerza y ganas de vivir te deseo que superes la situación, no conozco mucho esa enfermedad, aunque se que es muy dolorosa.
Un abrazo.

CASASREALESDESNUDAS dijo...

Me descubro ante ti, tu si que eres una Dama de Hierro. Me entristece lo que te sucede, he conocido gente con el mismo mal y es para tirarse de los pelos. Al mismo tiempo me alegra ver como tu férrea voluntad lucha contra esa huésped no invitada.
Besos María, y que ganes esa batalla cuanto antes y por KO.

El Drac dijo...

Querida María eres un ejemplo de coraje, ése coraje que ha traído al ser humano hasta ésta época; demás está decirte que nbo todos poseemos esta fuerza para sobreponerte a la adversidad, eres un ejemplo de lucha para todos nosotros y estoy seguro que el día que anhelas vendrá y te encontrará con inmensas ganas de correr y volar.

Un gran abrazo

Natalia Pastor dijo...

Jamás hay que rendirse,si no luchar día a día, sin desfallecer, sobreponiéndose a las recaidas y a las dudas, a los momentos en que todo se viene abajo y no encuentras sentido a seguir levantando la cabeza.

Yo tengo el ejemplo diario de mis padres, que se niegan a tirar la toalla.

Ánimo, fuerza y un beso.

chus dijo...

Maria te entiendo a 11o%, yo sueño como tu, sere libre independiente, y luchare para que desaparezda de mi vida. No te rrinda. un abrzao lleno de besos

Rosana Martí dijo...

Tú sigues siendo tú mi niña, lo único es que ella sigue ahí, y claro no es lo mismo llevarte a ti misma que tener una ocupa en tu cuerpo es normal no poderlo manejar igual que antes. Pero de seguro que has ganado en fuerza, y ves la vida de otra manera, y sientes lo que antes no sentías (y no me refiero al dolor) sino a esas pequeñas cosas que antes se te escapaban ahora viéndolas con mayor lentitud te percatas de ellas. Y de seguro que más amor, mimos y cariño. Siempre con el paso del tiempo perdemos algunas cosas, pero ganamos otras y una cosa que has dicho es bien cierta, tenemos que aprender a vivir de otra manera, pero siempre serás tú, nunca has dejado de serlo, que no te engañe, que ante todo no se haga la dueña de tu corazón y mente.

Te mando un beso, mi fuerza, mis ánimos y todo lo que te haga falta porque te quiero y te llevo en mi corazón amiga mía.

Julie dijo...

Todo eso lo he vivido María, por eso te entiendo perfectamente. Pero luego te darás cuenta de lo indefensoa que está... Y sin tí, no sería nada. Eso sí, tienes que seguir siendo fuerte para hacer lo que quieras, aún cuidándola.

Rafa Hernández dijo...

Olé por tu cojones María: Ya que sin tener huevos, los tienes más grandes que un caballo percherón. Perdona mí vocabulario, pero los que ya me conocen saben que soy muy bruto. Un beso.

Mos dijo...

Esta es la paisana que más me gusta, sí señor. La del coraje a tope, la que no se rinde, la que es maravillosa aunque tenga a esa estúpida acompañante que le quiere joder la vida. Ja¡, no sabe esa zorra con quién ha dado ¿eh María?

Ánimo, nena. Ya veo que llevas dos años diferentes pero hay que seguir en la brecha y no ponérselo fácil.
Todos nosotros te mandamos nuestra fuerza y nuestra admiración porque eres un ejemplo a seguir.
Ciezana guapa, no tires la toalla y aguanta.

Un abrazo muy grande para ti y a la asquerosa esa dile que la he nombrado enfermedad "non grata" en mi orilla.
Tu paisano Mos.

Maribeluca dijo...

Mucha fuerza y ánimo

Gala dijo...

La fibromialgia es una enfermedad despiadada, te roba las alas, te quita las fuerzas, la independencia, la libertad de movimiento y poco a poco te va tentando para que te consumas... pero tú no debes dejarla...
Algún dia alguien encontrará un remedio para ella, porque desafortunadamente a dia de hoy no hay gran cosa, lo digo con conocimiento de causa..

Asi que.. mi niña querida... tú sigue como eres.. tan fuerte , tan valiente y no te dejes vencer por ella.. que seguro que un dia, la vas a derrotar... y volverás a ser lo que eres pero con unas preciosas alas de mariposa coloreadas que te permitirán volar donde quieras...

Besitos mil.. desde el mediterráneo.

Luján Fraix dijo...

AY... AMIGA ME EMOCIONAS TANTO CUANDO HABLAS CON TANTA VALENTÍA. ESA DOLENCIA ES UNA AMENAZA PARA CUALQUIERA, LO IMPORTANTE ES ENFRENTARLA COMO LO HACES TÚ, CON ESPERANZA Y FE. TE ADMIRO MUCHO. YO NO SÉ SI PODRÍA HACERLO, A VECES SIENTO TANTOS DOLORES QUE CREO QUE YA LA PADEZCO, PERO EL MEDICO ME DIJO QUE SON LOS MÚSCULOS.

YO SOY MUY EMOTIVA Y ARRASTRO TRISTEZAS ANTIGUAS, DOLORES Y ESTRES, POR ESO...

FUERZA AMIGA, SÉ QUE ALGUN DIA LA VENCERÁS...

UN ABRAZO FUERTE.

el7ºdeyahve dijo...

amiga maria, siento tu dolor pero tambien siento tu fuerza, y esa es la que me gusta que seas fuerte y no te rindas jamas te fe en lo que tu creas y pide que te ayuden, que seguro que ellos te escuchan.

condor rezara por ti en sus peticiones al padre y le pedira que te de esas alas para que puedas volar. un beso amiga maria.

ion-laos dijo...

Tú lo que son las alas y lo que no lo son, l@s tienes bien puest@s. Tienes una firme decisión de no dejarte abatir y eso ya es un todo.

Te diré para arrancarte una risa, que mi padre me hace la tortilla de patatas y mi madre las torrijas, jajajaja.

Besos!!!

Lola dijo...

Hola chica valiente, me parece que haces muy bien en escoger tu compañía, que nadie intervenga en tu día a día si no quieres, y estoy segura que lo conseguirás. Un escrito magistral, de un ser especial. Te mando mi cariño.

Lara dijo...

ADMIRABLE TU FUERZA Y TU ENTEREZA...un gran ejemplo sobre todo cuando nos lamentamos por cualquier nimiedad.

Un gran abrazo y que ese cuando llegue pronto.

ALBORADA dijo...

Sabes Maria, admiro la valentía, el no darse por vencida, el no sentir que nos ganan la batalla, saber que tenemos mil razones y mil más para seguir y un motivo inmenso para vivir.
Salir afuera, mirar el nuevo día y gritarle como tú lo haces, aún no me vences.
El ser humano tiene gran poder de adaptación, pero tiene un gran poder de rebeldía contra lo que considera injusto y le hace la lucha.

Si de algo te sirve, aquí está mi abrazo.

Adelante

Cosillas y Cosejas dijo...

MAravillosa fuerza es la que tienes María, agarrate a ella y que nunca se te escape. Mirando al mundo, con esos ojos seguros que vas a poder burlarte de ella.
Besos.

Rosi dijo...

María, mi admirada María ¡que razón tienes! somos seres que nos fortalecemos en las adversidades, que nos agarramos con fuerza y tiramos para delante.
Tú con tu garra y sobre todo voluntad podrás con ello, algún día te posarás sobre ella y sucumbirá ante tí porque ganas no te faltan.
Besitos.

TORO SALVAJE dijo...

Cada vez hay más caso. Conozco dos de primera mano.
Sé lo que se sufre.

Ojalá algún día la expulses de ti para siempre.

Besos.

midala dijo...

ahhhh mi niña!!no dudes de que se volverá a ir.Los brotes estos jodidos vienen por etapas,yo tengo artritis y el ultimo brote duró 8 largos años,pero se fue como volvio y ahora estoy mejor,no es lo de antes pero si mejor.Y yo nena,estaba diagnosticada de fibro igual que tú,hasta que en unos analisis despues de mil años,salio artritis.No desistas,haz lo que puedas pero no te pares por dios.Millllll besitossss