Páginas

06 mayo 2011

El que celebró tu muerte

Hay temas que, por espinosos, nunca quiero tocar, son de los que me guardo mi indignación y mi opinión y me la trago, como es el del terrorismo.

 Pero hoy, cuando he visto que, una vez más, quienes tienen que defendernos se la cogen con papel de fumar y pactan hasta con el diablo porque no se les retiren apoyos políticos, no he podido contenerme y ahí va mi solidaridad para las víctimas y mi repulsa para nuestros representantes políticos, para todos ellos por consentirlo, y para unos cuantos de nuestros representantes judiciales, aquellos que, en nombre de una mal llamada democracia y cediendo a todo tipo de presiones, le han dado vía libre para presentarse a las elecciones a quienes no debieran:



Quien celebró tu muerte será alcalde
ese, hijo, el que volvió la vista
el que lo tomó como una gesta
ese, para quien tu sangre fue en balde


el que jugó contigo de pequeños
tu compañero de pupitre y patio
el que luego equivocó su sitio
el que ignora que no pueden ser dueños


de la vida del que piensa diferente
el que de pronto dejó de estimarte
y pasaste a ser inconveniente


ese, el que no te mató pero calló
cuando tú fuiste despojo y sangre
será alcalde, hijo, aquel chiquillo.


Ojalá algún día llegue la cordura y hechos como estos dejen de ocurrir.

5 COMENTARIOS:

mariarosa dijo...

Me has dejado pensando. Lo imagino un tema muy de tu tierra y no logro entender del todo. Lo que sí, comprendo que alguien festejó una muerte y ese ser pronto tendra un puesto politico.
Digamos un ser sin respeto ni moral.
Mariarosa

María dijo...

Mariarosa:

Si, así es y no será uno el que tendrá ese puesto político sino muchos y no hay una víctima sino muchas.

Besos

Mos dijo...

Una vez más mi paisana María, la brava María, hace denuncia con su palabra.Deja su rabia escrita y dice ¡¡¡no!! a tanta falsedad que se disfraza de democracia y derechos.
Querida María, apoyo y me sumo a este gesto tuyo porque la violencia no merece derechos ni permisos. Me sumo a este soneto-denuncia porque la política, sí la política y me da igual quién decida y quién gobierne, es el arte de engañar. Hay ejemplos y casos en los dos partidos mayoritarios y también en los otros. Qué asco tener que ceder al chantaje de los pequeños partidos; esos que deciden el apoyo según les concedas o no sus prebendas.
Y luego está la justicia. La justicia ya dejó de ser ciega. Debe ser que los nuevos adelantos en cirugía ocular láser, ya no hay ningún tribunal con venda en los ojos.
Pronto habrá votaciones pero nada va a cambiar sustancialmente. No. POrque los mandatarios prometen hasta conseguir su sillón luego, a las pruebas me remito, cambian lo dicho por algo que se ajuste a sus intereses y también, todo hay que decirlo, actúan hasta donde las presiones y consensos les dejan actuar.
Difícil mundo el de la política. Mucho desengaño porque luego todos parecen decir la verdad y argumentos hay en contra para rebatirlos.
De todos modos, viva la democracia y el derecho a votar.
Un abrazo de Mos desde mi orilla.
P.D. HE cortado y pegado el comentario por no repetirme.
Un abrazo, paisana.

chus dijo...

Maria me uno a ti, es tremendo, unos llorando y otros negociando, ¿No importa?,es posible que pienses (digo yo) los muertos se entierranm si sientes dolor porque te quedaste sin marido, tu hijo si padre, o madre, si es triste, pero piensa, si yo saco beneficio coño, ¿tendre que pensar en mi? jo, lo mio es poder, es importante, tu ¿sufres? relajate, repira hondo, y lo sient muchisimo pero... es asi, hay personas que no tienen corazom, setimientos, o verguenza. Besos

OJT dijo...

SIN CORDURA, SÓLO NOS ESPERA EL CAOS.