Páginas

19 julio 2011

La imbecilidad de cierta paridad


Nunca, y menos siendo mujer como lo soy, entenderé que se discrimine a nadie por razón de sexo, ni laboralmente hablando ni en cualquier otro ámbito, ello no obstante, tampoco entiendo la fijación que tienen algunas de nuestras ministras por meternos a las mujeres con calzador en ciertos sitios, proceda o no.

Y digo esto porque ayer tuvo que ser aplazado el fallo del Premio Nacional de Cine, debido a que el jurado responsable otorgar el galardón, publicado en el BOE el pasado 12 de julio, no cumplía los criterios de paridad, es decir que había 7 hombres y 3 mujeres y, claro, eso a nuestra ministra de cultura, la Srta. Sinde, pues como que no le cuadra, máxime habiendo aprobado en el mes de mayo pasado la Ley de Igualdad que, como todas, tiene sus cosas buenas, las malas y las peores.

Y las peores son, entre otras, el que, como he dicho antes, se nos trate de meter a las mujeres con calzador en ciertos sitios por ese absurdo complejo de inferioridad que, parece ser, tienen las feministas recalcitrantes como nuestra ministra y que, lejos de beneficiarnos, lo único que hacen es hacernos un flaco favor a las mujeres, manteniéndonos continuamente en la picota de la supuesta discriminación a la que los hombres, esos "ogros" terribles (según ellas), nos someten a cada paso que damos.

Yo no sé si yo es que soy tonta o rara pero a mí el hecho de ser, por ejemplo, minera o chatarrera (por citar dos oficios tradicionalmente realizados por hombres) es que no me atrae en absoluto, por mí podían haber miles de puestos de trabajo de esos disponibles que, a no ser que tuviera una necesidad imperiosa de dinero, ahí se iban a quedar porque no sería yo quien optara a uno de ellos.

Y con ciertos trabajos, como el de cineasta, la realidad es que en ese sector tradicionalmente trabajan más hombres que mujeres y, por ende, ni discriminación, ni paridad, ni leches para justificar el que se anule el fallo de un premio por el hecho de que en el jurado había un 70% de hombres y un 30% de mujeres. Eso, en mi tierra, es "sacar los pies del tiesto" sin necesidad y hacer el imbécil lisa y llanamente, además de los gastos innecesarios que provoca una nueva elección de jurado, por supuesto. En ese caso concreto, dado que el porcentaje de hombres que trabajan en el sector es mucho más elevado, la paridad sería precisamente que hubiera más hombres que mujeres.

Y, para terminar, aunque sé que no tengo ninguna posibilidad de que me vaya a leer ninguna de estas ministras salvadoras, yo les rogaría que, cuando se les llene la boca de "igualdad", "paridad" y ese largo etc. que utilizan para justificar sus sueldos utilizando, en muchos casos, a las mujeres que conmigo que no cuenten, que yo me las apaño sola y ni me ha discriminado ni me discrimina ni el "Tato" por el hecho de ser mujer, es más, me encanta serlo y ser diferente de los hombres.

20 COMENTARIOS:

ॐ Shirley ॐ dijo...

Olá, Maria, vim conhecer seu bonito blog. Gostei disso: "...me encanta ser mujer e ser diferente de los hombres". Bom dia e um beijo!!!

Manases dijo...

Pues hablando de paridad “yo quiero estar embarazado” amiga María, dime tu a quien puedo quejarme, porque es una injusticia total. Ya en serio, esta mujer no es mas tonta por que se rompió el molde, de pequeña tuvo que tener algún trauma, no tiene otra explicación… Besos

Luján Fraix dijo...

LA DISCRIMINACIÓN EN LOS PUESTOS DE TRABAJO ES COMUN EN TODAS PARTES. YO PIENSO QUE LA MUJER ESTÁ A LA ALTURA DEL HOMBRE EN CUANTO A TAREAS DE NIVEL INTELECTUAL, LAS OTRAS ES DIFERENTE...

TE DEJO UN BESO GRANDE
INTERESANTE ENTRADA AMIGA.

CARIÑOS MILES.

PD EN ARGENTINA EN ALGUNOS LUGARES ESTÁ NEVANDO. BESITOS.

Rosana Martí dijo...

Yo creo que se aburre e inventa historias, habrá cosas más importantes que esto, pero sin embargo se empecina en algo absurdo y que la verdad no le veo el sentido lo mire por donde lo mire.

Besos miles!

Mascab dijo...

No sabes ni qué hacer para que se hable de ellos y se les recuerde por ésta o aquella Ley, por muy rara e innecesaria que ésta sea...

Maria, yo andaba queriendo saber cúal era tu otro blog y hoy, me he encontrado con éste. Tiene alguno más, guapa?

Besos, preciosa!

PD
Gracias por tu ánimo, no es nada importante. O eso espero ya sabes lo que son las discusiones con los hijos!!
Tengo una rebelde en casa (¿a quién saldrá? jjajaaj) y hay momentos que me lo hace pasar muy mal...lo que nos duelen los hijos!!

Lola dijo...

Hola María, el tema de la mujer es muy importante, y lo peor del caso es que nadie se toma la molestia de saber porque no somos iguales en el trabajo, porque físicamente queda patente que lo sabemos el porque.
Me ha encantado tu escrito. Un abrazo.

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

Paciencia María, qué nos queda a los "normalitos".
Un abrazo entusiasta.

Carmen=wpaa dijo...

Yo opino , que a ninguna mujer la meten con calzador en ningun sitio que no quiera ,las mujeres hoy en dia tienen la total libertad para elejir donde quieren o no quieren entran.
Estoy de acuerdo que la paridad total y absoluta nunca se podra dar ,pues hay diferencias insalbalbles que nos diferencias a hombres y mujeres .
Pero lo que no se puede negar es que hay mujeres que bien por necesidad, o tal vez por vocaciòn o simplemente porque les da la gana y tienen el derecho de elegir en lo que quieren trabajar le echan un "par de ovarios" y desempeñan trabajos de los llamados de "hombres" tan bien o mas que ellos , y por ello en ese caso tienen tambien todo el derecho de exigir paridad.
A mi personalmente ,me encanta ser mujer y ser diferente a los hombres, pues no me gustaria tener que afeitarme todos los dias ,como a ellos no les gustaria tener la regla todos los meses o tener que parir ( broma).¿pues no se yo...?
Besoss.

PERDULARIO dijo...

Mira,leyendo tus escritos voy conociendo poco a poco como eres,no,no te asustes no lo diré(sonrisa). Me asombra la capacidad de resolver los temas de la manera que lo haces. De acuerdo contigo la paridad es una tonteria supina No podeis ser iguales a nosotros jamas hay muchas cosa que os diferencian hasta la inteligencia,si no lo sois mas,si por lo menos mas constantes y con mas vision de futuro(esa es mi opinion,no una sentencia).eso si si abogo por la igualdad de derechos en cuanto aptitudes demostradas,ahi si que estoy con vosotras,no teneis por que ser mujeres simplementre personas en la vida. Dentro de vuestro
ámbito ahi si,ser lo que deseis ser,pero que se dejen de utilizaros cono moneda para cualquier cambio.Espero con esto no haber ofendido o molestado a nadie ya dije antes solo es una opinión Sergio ª(Perdulario)

midala dijo...

Totalmente de acuerdo. Ahora tiene que ser todo por igual de hombres y mujeres y parece la chorrada del siglo.A mi el rollo que se traen de "señoras y señores, hombres y mujeres "pero por diosss que nos damos todos por !"enteraos"!!!Dejense de mamoneos y vayan ustedes al asunto.Pero...realmente tienen asunto???Enhorabuena María, como siempre...das en el clavo!!!besitoss

mariarosa dijo...

20 de julio.
¡¡Feliz día del amigo!!

Un beso.

mariarosa

mariarosa dijo...

Que mal vamos...

Excelente texto, lástima el contenido que provoca semejante mujer. Creo y en mi criterio: está equivocada.

Ricardo Miñana dijo...

Me uno solidariamente, a estas alturas de la vida ya va siendo hora que exista la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer, sin ningun tipo de discriminación.
feliz semana.
un abrazo.

Key dijo...

Yo de la paridad no hablo porque me pongo mala... yo soy ingeniera informática (casi) y en mi clase somos unas siete chicas y unos cuarenta chicos. A la hora de buscar trabajo, si tuvieran que cumplir esta chorrada de la paridad, tendrían que cojernos a todas las chicas aunque fueramos unas negadas (aunque no es el caso, claro :D ), dejando fuera a chicos excelentes, y ni con eso cubrirían el 50% de la plantilla... no tiene sentido.

Rosa Mª dijo...

Hola María. Aquí estoy siguiendo tus hermosos y certeros artículos.
Eres una maravilla. Me ha gustado mucho cómo describes nuestra situación.
Besos. Rosa

La Kiya dijo...

Hay por favor,
la paridad como bien dices en sueldos y no en tanta tontería.

Se podría poner estas ministra a poner ladrillos, para aplicar tambien la ley de paridad en las obras de construcción.

Para morirse del disgusto.


Muy buena entrada.

Besos para siempre.

María dijo...

Gracias, a todos, a los que ya me conocíais y comentábais y a los nuevos.

Besos

Mos dijo...

Yo, paisana María, estoy de acuerdo contigo hasta en el título de este artículo tuyo.
Un abrazo caluroso desde fuera de mi orilla.
Mos.

Lara dijo...

María...que conmigo tampoco cuenten, digo lo que tú ni me identifico, ni me representan ninguna de ellas, han demostrado en muchas ocasiones que simplemente se encargan de las formas, que a la hora de atajar un problema ni están ni se les espera.

Creo que la paridad o igualdad, llegará de una forma natural en las próximas generaciones, si existe una buena educación, y que es ridículo y peligroso forzarla.

* Inés * dijo...

Y ¿qué puedo añadir yo, si todo está dicho?,la mujer es igual de válida que el hombre, pero hay algunas que se creen seres superiores y que hacen que nos avergoncemos de las cosas que inventan, dicen o abanderan.
Muy bueno tu escrito.
Un beso María.