Páginas

22 julio 2011

¡A las mariscadas!


El título de "¡A las mariscadas!" lo he tomado prestado de un comentario en un periódico digital de un tal jorgegvr (a quien no tengo medio de pedirle permiso para usarlo pero cuya autoría reconozco) a una noticia sobre las tarjetas de crédito que se gastan en la Junta de Andalucía.

A mí me toman el pelo en mi casa porque tengo un montón de tarjetas de crédito, débito y centros comerciales y me "acusan" y se ríen a mi costa diciéndome que mi tarjetero le parece a aquel que usaba Kim Bassinger en la película "Mi novia es una extraterrestre", cuando abría el bolso y empezaban a salir tarjetas sin parar. Incluso un día se pusieron a calcularme la barbaridad económica que podía hacer si se me iba la cabeza y las agotaba todas.

Pero ahora, gracias a la Junta de Andalucía, tengo con qué taparle la boca a mi familia y que dejen de reírse a mi costa, pues resulta que la ahora ya ex gerente del Patronato de Turismo de la Costa del Sol usaba para su cargo la nada despreciable cifra de 26 tarjetas Visa Oro y American Express Business lo que, suponiendo que las Visas Oro fueran de las de menos crédito (cosa que no creo), nos da una disponibilidad mensual de 150.000 € más otra cantidad sin determinar procedente de la American Express Business porque esa no tiene límite.

Yo me pregunto: "¿Qué tendría que pagar esta mujer, de gastos afectos a su cargo, para necesitar tal cantidad de dinero disponible vía tarjetas?" porque, ni aún en el caso hipotético de que los viajes los pagara con ellas, creo que le fueran necesarias, de hecho con la American Express le bastaba y le sobraba y, quizás, una Visa para aquellos sitios donde no aceptan la American Express, como el parking de la esquina y todo eso. Pero, claro, al preguntarme esto no había contado con el asunto de las mariscadas porque, según se ha demostrado también, se han llegado a pagar hasta 2.660,51€ por una sola comida con tarjetas de la IDEA ( Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía) implicada, como sabemos, en el asunto de los ERES e igual, no sé, a esta mujer también le gustaba el marisco.

Y para terminar, como no me resisto a hacer el payaso, y total ya modifiqué una vez "A las barricadas" en este mismo blog, pues hoy toca (con permiso de jorgegvr), a las mariscadas:

¡A las mariscadas!

Negros ojitos tienen los bogavantes
gambas rojas nos llaman a comer
hoy nos espera un inmenso placer
y como Carpanta nos vamos a poner

El bien más preciado no es la dignidad
no hay que defenderla con fe y valor.
Alza la Visa revolucionaria
que del gasto a lo loco nos lleva en pos.

Alza la Visa revolucionaria
que del gasto a lo loco nos lleva en pos.
¡A la mesa político, a por la cigala!
¡Hay que derrocar la moderación!

¡A las mariscadas!, ¡A las mariscadas,
que hay que poner la Visa en acción!
¡A las mariscadas!, ¡A las mariscadas,
que hay que poner la Visa en acción!

12 COMENTARIOS:

Lola dijo...

Hola María, pobres gambas y pobres cigalas, que saben desde que nacen que serán puestas a la plancha sen remedio, mira que seguro a ti te gustan y mucho, a mi todos los bichos del mar no me gustan (el marisco) luego la sardina o el boquerón, esos es otra historia pero es que soy muy sencilla, jajaja, a mi familia les encanta, y yo solo soy la cocinera.
Un beso amiga, un escrito interesante. Un beso.

María dijo...

Lola:

No me gusta todo, de lo que hay en la bandeja sólo me comería centollo, buey y nécora y, por supuesto, la sardina y el boquerón me encantan, yo también soy muy sencilla y la cocinera, jaja.

Besos

midala dijo...

Huyyy que rica la mariscada!!!pués yo no dejaria ni las cascaras jajajjajajaj. Sacaste a colación un tema muyyy jo..robado María. Esta gente vive como el maraja de campunjala!!mientras los curritos vivimos con dos duros y...los que ni eso tienen que es peor...Besitossss

Mos dijo...

Qué buenos versicos te salen de tanta bazofia con Visa que pulula por la cartografía española, paisana. Tienes talento, ironía y afán d e denuncia en muchas de tus entradas. Te felicito por ello y espero que sigas denunciando tales agresiones al resto de los mortales siempre que te enteres de algún desaguisado que lo merezca.
En cuanto al marisco, me gusta algo de toda la variedad que existe pero, a decir verdad, prefiero los mejillones, el pulpo, la sepia y cuatro cosas más de andar por casa.
Un abrazo caluroso desde fuera de mi orilla.
Mos.

Nómada planetario dijo...

Cuenta y no acaba un amigo, que trabaja como conductor de coche oficial, el despiporre de los dirigentes autonómicos y provinciales.
Besos con sabor a merienda casera.

TORO SALVAJE dijo...

Menudo sinvergüenza...

Que asco me dan.

Besos.

Luján Fraix dijo...

BUENO, AMIGA, YO LA VERDAD NO SOY DE COMER MARISCOS.
DEBEN ESTAR BIEN SABROSOS PERO NO SÉ... SOY MEDIO "BICHO RARO" JIJI PARA ESTAS COSAS.

TE DEJO UN BESO ENORME.
CARIÑOS MILES PARA TI.

mariarosa dijo...

Ay María, lo que es vivir en el primer mundo. Por aquí una mariscada te lsale un ojos de la cara y parte del otro. Y lo de las tarjetas... Yo tengo una de credito y otra de debito. Basta ahí.

Un beso original y buena entrada.

mariarosa

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

De cuánto más estaremos ignorantes con estos "dignatarios" de la desfachatez y el horror. En fin ¡a la mariscada, que hay que justificar el plástico ése!
Un abrazo.

Rosana Martí dijo...

Ya les vale el pueblo pasando hambre y penurias y ella dándole a la mariscada o a lo que le de, con esa friadad y sinvergüencerio, no hay derecho. Y lo peor es que lo permitimos.

Te mando un inmenso abrazo con cariño, acaba de pasar un lindo fin de semana.

* Inés * dijo...

María, a mí esos créditos o débitos que nos dan, con las tarjetas me dan un cierto miedo.
¿Y si me pilla en una hora tonta y le pego un sablazo a la disponibilidad con tantos ceros?.
Precisamente hoy me han mandado una tarjeta de un banco que ni conozco y tenían mi móvil, mis datos personales y mi dirección postal.
Para postre he de ir al banco yo a devolverla y rellenar un formulario, todo esto después de haber llamado al 902...
Eso sí, María, a la tal Esperanza que me ha atendido le he dicho que como no me borre de su banco de datos les denuncio, lo que dudo aún es si era una mujer o un bot.
Y por supuesto, las mariscadas siempre con tarjeta, sin escatimar gastos. Ahh, se sienteee.

Un beso guapa.

Gala(tea) dijo...

Uhhhh con lo que me gusta a mi el marisco... me pongo las botas!!! y esa bandeja.. tiene a mi lado las horas mas que contadas... aunque despues me tenga que ir de cabeza al hospital... o por la indigestión o por la alergia...que para ser original tengo alergia a las cáscaras del marisco.. justo lo que mas me gusta rechupetear!!

Si es que no se puede ser asin!!!

Besitos Maria.. gracias siempre por tu compañia.. aun cuando no estoy...

Me pongo al dia enseguida!!