Páginas

14 agosto 2011

Y ahora voy y te denuncio


Esta semana he leído la penúltima de "los indignados" y ¿cómo no? la que terminó indignada fui yo porque esta vez dos de las autodenominadas "indignadas" han jugado con un tema que me molesta muy especialmente y es el asunto de las denuncias falsas.

Resulta que las dos "indignadas" (una española y otra extranjera que no se encuentra legalmente en España pero que ha venido a indignarse) tomaron un taxi y al final del trayecto se negaron a pagarle al taxista, ¡hasta ahí podíamos llegar!, ¿qué se habrá creído el taxista de las narices al pretender cobrar por su trabajo en lugar de dar gracias por transportarlas?. En fin, que el taxista llamó a la policía y las dos señoritas se pusieron en plan chulo con los agentes y se las llevaron al calabozo. Y esto, claro está, no les gustó nada porque, por descontado, el estar "indignada" te da derecho a todo que para algo eres antisistema y tú tomas lo que te de la gana, haces lo que quieres y tienes, con el beneplácito de nuestro desgobierno, total impunidad.

El caso es que los dos "angelitos", para vengarse por tamaña afrenta, planearon (en voz alta y siendo escuchadas casualmente por un agente que abrió las oportunas diligencias) denunciar por violación a los 5 agentes que habían participado en su detención para, según ellas, arruinarles la vida y, ni cortas ni perezosas, presentaron la denuncia alegando que habían sido violadas en el furgón policial y por todos los agentes (uno de ellos mujer).

Se siguió el procedimiento habitual y fueron trasladadas a un hospital para ser examinadas y, siendo el dictamen médico negativo, cambiaron la versión y dijeron que la violación había sido anal y no vaginal aunque una de ellas se retractó en un segundo interrogatorio y confesó la falsedad de la acusación y la otra la mantiene.

A ellas no les va a pasar nada, más claro que el agua lo tengo, porque para eso están "indignadas" y, por lo que parece, con patente de corso para hacer lo que les salga de los mismísimos ovarios y ya se buscará quien proceda las argucias legales oportunas para que se salven de la pena que les debería corresponder por injurias y denuncias falsas, pero los agentes tendrán un montón de problemas y afirmo esto porque tengo amigos policías que han sufrido denuncias falsas por parte de detenidos y han tenido, hasta ser absueltos, muchísimas molestias.

Y dicho esto, me pregunto de qué clase de mala pasta tiene que estar hecha una mujer ("indignada" o no), para, aprovechándose de su supuesta debilidad, presentar una denuncia por violación, maltrato, acoso o similares y "joderle" la vida a un hombre. No es la primera vez que escribo de esto, ya lo hice una vez en "escribimospensamientos" bajo el título de "Calumnia que algo queda" y, como estoy muy indignada, lo reproduzco a continuación:

"Decía Goebbels, ministro de la propaganda nazi e íntimo de Hitler, que: "Una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en realidad".

Goebbels le achacaba a los judíos el mentir reiteradamente sobre su, según él "supuesta", persecución, expolio, destrucción, asesinatos y el largo etc. que tuvieron que sufrir los judíos y otras minorías durante la segunda guerra mundial y sus años anteriores. Es decir, les acusaba de lo que hacía él y el resto de sus secuaces, dicho en "román paladino", los descalabraba y se ponía la venda él y, como es de rigor, se quedaba tan fresco. La historia ha hecho más o menos justicia a Goebbels y, excepto los que niegan hasta el holocausto, nadie duda de quien fue ahí la víctima, incluso algunos de los genocidas fueron juzgados y otros muchos escaparon.

Pero yo me pregunto: ¿qué ocurre cuando no se trata de algo de esa magnitud y el tema incumbe o afecta a sólo a un círculo reducido de personas?. Y me lo pregunto porque hay casos así, siempre hay gente tan vil y tan ladina que tiene la habilidad de difamar a quien le apetezca o a quien envidie u odie por algún u otro motivo y, casi siempre, se van de rositas, como si no pasara nada, como si el tema no fuera con ellos.

Reflexionando sobre ello, veo que las mujeres lo tenemos facilísimo a la hora de hacer daño de esa forma tan repugnante. Todos hemos conocido casos de denuncias falsas de malos tratos que han llevado incluso a la cárcel al acusado. Recuerdo con especial dolor el caso de un señor de Andalucía que saltó a la prensa el año pasado. Su ex, impulsada por el despecho, le acusó desde maltrato a ella hasta abusos sexuales a la hija pequeña de ambos. El hombre primero fue juzgado en efigie, faltaría más, era un tema demasiado grave como que alguien le conociera el beneficio de la duda. Con los años se demostró su inocencia y la clave para ello la dio la misma que lo denunciaba falsamente pues, en su afán de hacer daño y hacerse la víctima, llegó a autolesionarse y poner una nueva denuncia por malos tratos. Lo que no controló es que, el día de la supuesta agresión, su ex estaba encarcelado por otra de sus denuncias falsas y, tirando de ese hilo, finalmente se hizo justicia y el hombre pudo ser exculpado.

El problema para él es que, cuando se demostró su inocencia, su hija ya ni le reconocía, el tribunal "de la calle" que le "juzgó" oportunamente en su momento seguía considerándole "culpable por si acaso" y, además, tenía un cáncer terminal, ya no había tiempo para él puesto que su vida se acababa y no había nada capaz de hacerle recuperar lo perdido, se te partía el alma de verle en prensa y televisión con sus sentencias absolutorios en la mano, sólo eran papel mojado en sus circunstancias.

Lo de ella, supongo, se solucionaría con una multa por denunciar en falso.
Este es uno de los casos extremos, por supuesto, pero, lamentablemente, es algo que vemos día a día, ¿Quién no ha conocido algún caso?, de estos de que alguna "señora" o "señorita" que, movida por los motivos más peregrinos, como por ejemplo el que un señor no ceda a sus supuestos y discutibles "encantos", difunde las barbaridades que se le ocurran contra él y su entorno.

Las hay así, son mujeres que no deberían llamarse tales porque son escoria pero que tienen una habilidad especial para destruir reputaciones y hacerse las víctimas, son capaces de difamar, de achacarle a otra persona sus propios actos y, encima, ir llorando por los rincones haciéndose la víctima e inspirando lástima y buscando adeptos para su causa sin razón.

Lamentablemente, mucha gente las cree, las fomenta, las protege y, a su vez, ataca y desprestigia a los acusados falsamente haciendo crecer la bola.

Lo que nunca entenderé es, por parte de algunas mujeres, qué clase de solidaridad absurda les impulsa a consentir, fomentar y proteger a las que actúan de esta forma tan abyecta y, por parte de ciertos hombres, qué atractivo pueden tener estas "pavas" o cómo pueden ser tan incautos para dejarse engañar y darles su protección cual caballero medieval porque ¿no se darán cuenta de que los próximos pueden ser ellos?. En cualquier caso, esto demuestra que aquello de "calumnia que algo queda" es una verdad como un templo".

26 COMENTARIOS:

Carolina dijo...

Da pena y tristeza, y sobre todo cabreo que existan este tipo de personas con la maldad para joder la vida de otro ser humano a punta de calumnias. He conocido a alguien que ha sido calumniado por la que una vez fuer a su mujer, por maltratador, y el pobre le costó demostrarlo, y hasta la custodia de sus tres hijas perdió por esta razón. Luego, descubrieron que la bicha lo que decía era mentira. Pero, el pobre hombre ya estaba desecho y al final se fue de aquí. Fue duro y fuerte observar como pueden hundir a alguien con una mentira.

Ojalá que estas mujeres paguen por su calumnia, y se dejen de tonterías de indignadas, lo que hay es que trabajar y dejar los cuentos para cuando estén viejecitas.

Se me subió la adrelanila, y es que las injusticias me molestan muchisimo.

Besitos guapa

Gala(tea) dijo...

Que vergüenza.!! yo tambien me indigno! pero de ver que tipo de personas existen en este mundo.

Me parece demasiado surrealista para ser verdad, pero en fin... lo peor de todo es que se ocultan tras ese espejo de indignadas...y asi se creen con poder para hacer o deshacer sin pararse a pensar en el daño que pueden llegar a hacer y sin remordimiento alguno...

Indigno.. ciertamente

Besos Maria gracias por tus reflexiones siempre.

Migue dijo...

Comprendo tu indignación,por la actitud perversa, mentirosa de esas "indignadas".Aquí he estado viendo ayer, el reclamo de numerosos padres que no pueden ver a sus hijos. Esto por la denuncias de las madres por toqueteo,abusos sexuales, contra sus propios hijos.La ley lo tomó como valido, impidiéndoles la visita, alejándolos también de sus abuelos paternos y demás.
El rencor hacia la pareja separada, lleva a cierta clase de mujeres a realizar falsas denuncias ,distanciando a los hijos de su padre.Que cualquiera pueda enlodar a una persona, hecho del que los medios se hacen eco, aunque después se pruebe inocencia.La mancha queda en la tela. Me has dado una rabieta con el tema ¿Cuándo será justa la justicia? o, deberá mejorar la gente que no tiene valores, principios ni éticos ni morales.
Besos,amiga.

Rosana Martí dijo...

La leyes de ahora no favorecen a la mujer o al hombres sino al delincuente, y se pone en tela de juicio a los que vamos de legales, la ilegalidad, desfachatez, y poca vergüenza está a la ordén del día (ósea esta de moda), vamos que nos toman el pelo y encima los de arriba los aplauden. No sé hasta dónde vamos a llegar y si va haber alguien con un par bien puesto que arregle el desaguisado y ponga las cosas como deberían de ser. Muchas personas se aprovechan de su condición con tal de hacer daño al que sólo quiere justicia y va de legal. Si hubiera mano dura esto se acabaría rápido, pero ya te digo encima están protegidos.

Besitos mi linda María, aprovecho la ocasión para felicitarte por tu santo, (que supongo será mañana) un enorme abrazo con todo mi cariño siempre. Cuídate mucho lo harás?

Helio dijo...

Después de ver lo que ha ocurrído en londres con el pillaje, deducimos que una parte importante de la sociedad está enferma.

Sobre las denuncias falsas ocurre algo similar, las mujeres lo tienen sencillisimo para obtener un beneficio con una denuncia falsa y además causar un perjuício irreparable al marido.

Tambien podemos ver como los poderosos corruptos, con sus buenos abogados prolongan las causas en el tiempo y al final obtienen minimas penas o se van de rositas.


Creo que necesitamos con urgencia un codigo penal nuevo, con penas mucho mas severas para la mayoría de los delitos y el que no quiera sufrirlas que sea honrado.
Saludos.

Hija de Dios dijo...

Querida María,me quedé impactada cuando me dijiste que la fatiga crónica es una de tus enfermedades. Dios nos habla por medio de las personas, y quería decirte que hay esperanza y el obra milagrosamente. Muchas bendiciones par este dia =)
Vale

Javier Domingo dijo...

Cada día las leyes de nuestro país se ponen, aún más, en evidencia.

Un saludo,

mariarosa dijo...

Que vergüenza, que mal nos hacen quedar, esas mujeres.
Indignadas o no, son malas mujeres.

mariarosa

TORO SALVAJE dijo...

Cinco años de cárcel a cada una y verías como se lo pensaban otra vez.

Menudas sinvergüenzas.

Besos.

midala dijo...

María...en mi ciudad, lo que empezó siendo un campamento de indignados, es hoy en dia el campamento de los perro-flautas. Da verguenza ver como el centro de la ciudad, está tomado por indigentes que viven en tiendas de campaña, con alcohol a todas horas, se levantan cuando quieren y se acuestan cuando quieren.Aquello es un asco que no te puedes imaginar. Y ahí están. Viviendo en el centro de la ciudad sin que nadie les diga nada. ¿¿crees que esos son los indignados que comenzaron la movida??En fin...que yo el final de esta historia ni me la imagino, pero desde luego todo me lo creo!!Ah y...señoritas???ni señoritas se les puede llamar.Si no tienes dinero vete andando. Y lo de la denuncia...sin comentario!!!!!Gracias por tenernos al dia!!!!!!!!!!Milllllllll besitossssss con el corazon!!!

María dijo...

Carmen= wpaa dijo...

Efectivamente las leyes hoy en dia da prioridad y favorecen muchisimo a la mujer ,(cosa que estoy totamente de acuerdo) ,pero siempre que sea justificadamente y con pruebas rotundas que asi lo requieran.
Es una pena ,que haya mujeres que que respaldandose en esas leyes ,las usen indiscriminadamente en su favor.
Deberian de sacar una nueva ley ,que condenara duramente a quien apoyandose en el favoritismo las usen para propio beneficio con mentiras.
Lamentablemente asi ocurre ,que pagan justos por pecadores.
Yo tambien estoy y soy una indignada de que ciertas feminas abusen y quieran destrozar la vida de los hombres con mentiras y calumnias ,en mi familia por desgracia tuvimos que torear con eso y se como va.
Desde aqui decirles a esas mujeres que no son dignas de su sexo,y que cuando denuncien algo ,sea verdaderamente cierto ,que para eso se hicieron las leyes ,para castigar a los responsables de abusos ,pero no para condenar a inocentes.
Maria muy buen texto y estoy totalmente de acuerdo con todo lo que en el relatas.
Un besote
Buen fin de semana .

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

Decadencia y mediocridad, es lo que nos acontece; anarquía es nuestro cáncer, desgobierno aquí y allá. Mentir, mentir, mentir, hasta que la mentira se vuelva verdad (Goebbels). En fin, querida amiga, que indigna todo este desaguisado.
Un abrazo.

BESANA.(Isabel/María) dijo...

Es curioso, se llaman las indignadas y son ellas las que nos indignan con su maldad ¡ Que asco!

Un abrazo.
Isabel

Luján Fraix dijo...

QUE IMPOTENCIA QUE DA ESE TIPO DE PERSONAS NO?. NO VALEN LA PENA, SON SERES INDIGNOS.

BESITOS
PD NO TE PREOCUPES SI NO PUEDES COMENTAR TODOS LOS DIAS,YO TE RECUERDO SIEMPRE, AMIGA.

Cosillas y Cosejas dijo...

Desde luego es vergonzoso como existen tan malas personas que aprovechan lo permisiva que el la ley en algunos casos para dañar a otros.
Si existiera un buen castigo para las declaraciones falsas más de uno/una se lo pensaría antes de abrir la boca.
Saludos,

SEISITO dijo...

Hola estoy muy de acuerdo que hay gente inescrupulosa en todas partes.
UN ABRAZO

andré de ártabro dijo...

No voy hablar (por gentileza) de las mujeres Que se lo apliquen si quieren
Decimos por aquí por mi tierra :
"siempre hubo homes, homiños , macacos e macaquiños. Aunque la traducción no es difícil--siempre hubo hombres , hombrecitos , macacos y macaquitos....-supongo que también los puede haber indignados , indignaditos .....

Un beso

José Antonio del Pozo dijo...

Se aprovechan de su leyenda, a ver qué pueden pillar con su ausencia de escrúpulo.
Saludos blogueros, María

Lola dijo...

Hola María, estas dos individuas nada tienen que ver con los jóvenes que yo vi en La Puerta del Sol, donde pasaron sus días con sus noches con lluvia y con frío.
En todas las revoluciones hay personas que se aprovechan de los demás, y los demás solo miran y se dejan amedrentar por los que en esos momentos están tan indignados que no entienden de leyes ni de orden.
Muchas gracias por ponernos al día de ciertas cosas que no se oyen en los medios. Un beso amiga.

Luján Fraix dijo...

BESOS Y ABRAZOS PARA MI AMIGA LINDA Y TALENTOSA.

QUE TENGAS BONITO DIA.
CUIDATE QUE ERES VALIOSA.
CARIÑOS MILES.

chus dijo...

Yo estoy muy indinada, leo la maravillosa historia, no puedo entenderlo y me indigno. Al final pienso, esta vez te han petido gol, lista, bueno me reñi... oh al dia siguiente me lo dice mi marido, lo vio en la prensa, y pensando que tinia que se broma, perdona, pero yo no pense qaue podia haber esagentuza. y tambien estoy grrrrrrrrrrr porque yo te comente y debe de estar manifestandose. muakssssss

Rosa Mª dijo...

Muchas gracias María por tu compañía y por tan interesante y por tan real aportación.
También me indigna a mí esta clase de personas. No es para menos.
Muchos besos. Rosa.

don vito andolina dijo...

Hola María, me viene al pelo... Autoritas,non veritas,facit legem...( la autoridad, no la verdad, hacen las leyes...) y así nos va...buen día, besos reflexivos...

* Inés * dijo...

Qué te voy a decir yo de las mentiras de la gente, del abuso de las que abanderan su condición de mujer. Qué decirte del salto a la torera de las leyes, con acusaciones falsas, por un lucro personal.
A mí me ha indignado la indignación interesada de los que se manifestarion en mi ciudad, que era todo menos lo que en El Sol se abanderaba, perroflautas dijo alguien, eso eran, nada más.
Un beso, María.

José Navarro Leandro dijo...

Realmente un artículo interesante y bien documentado, una lástima que la ley de violencia de género solo sea para un género verdaderamente, porque si bien y por supuesto al hombre que maltrata a una mujer se le debe castigar, a la mujer que maltrata a un hombre, física o psicológicmente se le debe castigar con el mismo código y pena.

Elsa dijo...

Un amigo muy cercano,ha visto arruinada su vida,su carrera,por una denuncia falsa sobre violación realizada por una joven a quien le pagaron para mentir. Este amigo tuvo que soportar las primeras tapas en los diarios,que se hablara de él por todos los medios de prensa, por ser una persona muy conocida;los organismos de defensa a la mujer levantaron su bandera sin siquiera hablar con el denunciado; años de juicio para finalmente ser absuelto.Ningún medio de prensa publicó en primera plana su absolución.
¿Quién le devuelve su honra y su buen nombre?
Como tú dices, "calumnia que algo queda".
Es un tema muy de moda denunciar por violación, pues es muy difícil probarlo, pero a la vez, cubre con un manto de sospecha al denunciado, que le será muy difícil quitárselo.
Mi sentimiento es igual al tuyo:"INDIGNACIÓN"!!!
Me adhiero a lo dicho por José Navarro:la violencia de género está hecha para un sólo género.