Páginas

19 marzo 2011

Papá


Hoy, Papá, hace cinco largos años
que mi regalo, por el día del padre,
consiste sólo en un intento pobre
de ocultar mi tristeza con engaños.

Engaños son las flores en tu tumba,
intentando embellecer la muerte.
Engaño es pensar que fue tu suerte
ese alzheimer, que llegó cual tromba,

a apoderarse de tu vida entera.
Engaño es pensar que no sufriste
porque, si bien de forma cicatera,

alguna vez brillaba tu memoria.
Y engaño fue, también, el no asumir
que, al morirte tú, parte de mi moría.

12 COMENTARIOS:

iglesiasoviedo dijo...

Hermoso recuerdo a tu padre, seguro que al leerlo sonrió y recordó, una vez mas, todo el amor que le distes en vida y que se llevo con el como sus gran tesoro.
Un beso.

Mos dijo...

Hermosas palabras, paisana.
Hay que quedarse con los bellos recuerdos y saber que ellos nos han dado cariño y amor y nosotros, como buenos hijos, hemos correspondido a ese amor.
Estoy convencido de que ellos nos ven; que quieren que sigamos nuestro camino y que nos encontraremos de nuevo en el más allá. Entonces, seguirán nuestros abrazos y sonreiremos de nuevo tras el encuentro.

No es engaño, María. Es nostalgia, recuerdos, amor. Un hilo invisible que nos une eternamente a los nuestros.

Un abrazo desde mi orilla.
Me voy a hacer seguidor tuyo en mi blog.
Más abrazos, paisana.

María dijo...

Iglesias:

Muchas gracias, sé que la mayoría de los padres suelen ser maravillosos y yo con el mío tenía una relación muy especial, jamás superaré su pérdida aunque no queda otra que conformarse.

Besos

María dijo...

Mos:

Yo también estoy convencida de que volveremos a encontrarnos y, hasta entonces, no puedo evitar echarle mucho de menos.

Gracias por hacerte seguidor.

Besos, paisano.

TORO SALVAJE dijo...

Lo siento mucho María.

Un abrazo.

María dijo...

Toro:

Se que es ley de vida pero no puedo evitar necesitarlo mucho.

Besos

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Mariita. Saludos.

Unos lindos versos a tu padre.
Como bien dices, es una ley inevitable. Pero la muerte se hace màs muerte cuando nuestro corazòn olvida cada detalle que hemos recibido en vida, y cuando olvidamos que la memoria siempre permanece y se impone con insistencia emanando recuerdos de existencia. Ejemplos de vida que jamàs pueden ir a la tumba porque quedaràn grabados en tu alma.

Te dejo n fuerte abrazo y que Dios los bendiga.

Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm.

María dijo...

Fray Rodolfo:

Jamás, salvo que me lo impida alguna enfermedad, podré olvidar a mi padre, era ¿qué voy a decir yo? un ser excepcional y tengo miles de recuerdos maravillosos.

Gracias y que Dios te bendiga a tí también.

Un abrazo

mariarosa dijo...

María: te entiendo, he vivido el mismo dolor. Que buen poema, sin golpes bajos, con las palabras justas para decir tu pesar en un homenaje.

Un beso.

mariarosa

* Inés * dijo...

Y su voz se calló,
rompiendo tu alma en mil pedazos,
se fué su alma y su cuerpo,
pero sus memoria y sus risas,
te las dejó para siempre.
Fotos, recuerdos, olores,
frases, palabras, pensamientos.
Te dejó su vida entera,
a tu cuidado y para siempre.
Te espera en ese lugar,
su lugar eterno,
sin duelos, con paciencia.
No estés triste, no está sólo,
te contempla desde el cielo,
te adora, porque te ama,
te quiere porque te espera.

Un beso grande a tu alma de niña.

Mariette dijo...

Estructura soneto. Es complicado hacerlo.

María dijo...

Mariette:

Para mí es muy fácil, me salen como churros.

Besos